jueves, 22 de agosto de 2019

Divididos - Vengo Del Placard De Otro (2002)


"Vengo del Placard de otro", el séptimo disco de estudio la banda "paisana" de Hurlingham, Divididos, tuvo la difícil tarea de esbozar una caótica época en la Argentina, infundada por una creciente crisis económica y política. Fue así que en gran parte de los 14 temas que componen el trabajo se abordan las diferentes problemáticas de entonces, todo visto desde el particular cristal de Mollo y de Arnedo, principales cabezas compositivas de la banda. Ricardo Mollo, guitarrista y cantante,  había definido al álbum como el sucesor directo de "Narigon del Siglo" (2000), dándonos a entender que sería una continuación del mismo. Lo cierto es que si bien por la época de "Narigón del siglo" ya el país estaba sumergido en diversas problemáticas, en este álbum terminan de asentarse muchisimo mas, dándole un gusto particular a las composiciones. Sin olvidarnos del plus de que este es mucho mas ecléctico que su antecesor. Hay momentos de un pesado y/o denso hard rock ("Cajita Musical", "Miente el After Hour", "Despiertate Nena" o "Libre el jabalí"),  lindas baladas "setenteras" y muy bien logradas ("Pepe Lui, "Vengo del placard de otro") y por supuesto su habitual y exquisita dosis de "Rock folklórico" que tan bien les sienta ("Casitas inundadas, a votar", "Guanuqueando").

Los comienzos de Divididos remiten al año 1988, año posterior a la disolución de Sumo quedando atrás la muerte del legendario Luca Prodan, el 22 de diciembre de 1987. Ricardo Mollo, Diego Arnedo, Roberto Pettinato, Alberto "Superman" Troglio y Germán Daffunchio comienzan a plantearse sus futuros, no sin antes dar un concierto final con el nombre Sumo, el 5 de marzo de 1988 en el Chateau Rock en Córdoba. Daffunchio y Timmy Mackern (productor de Sumo y amigo de Prodan), uniendoseles luego Troglio y estando en las sierras cordobesas, forman Las Pelotas. Al poco tiempo Pettinato se va a España y forma una banda llamada Pachuco Cadáver. Mollo Y Arnedo unen sus fuerzas con el baterista de la banda La Sobrecarga, Gustavo Collado, para formar La División, que al poco tiempo se transformaría en Divididos. El primer manager de la banda fue Poppy Macedo, logra un contrato para la CBS, iniciando las gestiones del álbum debut "40 dibujos ahi en el piso" (1989). Mediando el año 1988, Divididos ya contaba con un serio repertorio para salir al ruedo. Una gran parte del publico que seguía a Sumo asistió a El Rouge Pub de Flores siendo testigo de la primera presentación en vivo del trío. Ademas de tocar, obviamente canciones de Sumo (como "Divididos por la felicidad", "Mañana en el abasto" o "Mejor no hablar de ciertas cosas"), en estos primeros shows darían a conocer canciones como "Haciendo Cosas Raras", "Los hombres huecos" o "Camarón Bombay". Temas que luego aparecerán en el álbum debut "40 dibujos ahi en el piso". El trabajo seguía la linea de álbumes de Sumo, con dosis de reggae, funk, hard rock y algo de punk. El power trio comienza también a alimentar la clara influencia de Hendrix. "40 dibujos ahi en el piso" dejaría canciones memorables en el repertorio de la banda como "Haciendo cosas raras", "Camaron Bombay, "Che, que esperas", "Gárgara larga" o el muy bien logrado clásico de los californianos The Doors: "Light My Fire". Seria el debut y despedida de Collado. La presentación de "40 dibujos ahí en el piso" se llevó a cabo en Cemento, el reducto porteño del empresario Omar Chabán, donde compartieron escenario con Germán Daffunchio y Alejandro Sokol (Las Pelotas), demostrando que la paz entre los dos grupos hermanos estaba sellada. "40 dibujos ahi en el piso" no gozo de un alto nivel de ventas pero quedo en la memoria de los fans de la banda como un gran puntapié para lo que luego vendría . En 1990 se encontraron perpetrando lo que seria su segundo disco "Acariciando Lo Áspero" con cambio de bateria , ingresaría Federico Gil Solá. Corriendo ya el año 1991 bajo la discográfica EMI, Divididos saca del horno "Acariciando lo aspero". "El 38", "Ala delta", "Qué tal?", "Sisters" "Sábado" y "Azulejo" son temas que van conformando el mosaico creativo de la banda de Hurlingham. La influencia "hendrixiana" comienza a emanar mas fluida y directa que nunca con el cover de The Experience, "Voodoo Child (Slight Return)". Y el "folk rock" marca registrada de Divididos comienza dar destellos de gran creatividad con "El Burrito", "Haciendo Cola Para Nacer" y por que no "Cielito lindo". Las presentaciones en vivo comenzaban a dar que hablar. Mollo comienza a homenajear a Jimi Hendrix en "Voodoo Child" , tocando la guitarra con los dientes, y por su particular forma de tocar influenciada por el mismo, con un plus de funk,  hard rock , blues rock , punk y reggae, sumado al solido trabajo rítmico de la destreza de los dedos de Arnedo, siempre predispuesto a abarcar cualquier variedad de estilos que se le presente, esto comienza a labrar la personalidad arrolladora de la banda. Para promocionarlo el grupo ya se había presentado meses antes en el "Festival por los Seis Años de la Rock & Pop", el 6 y 7 de abril de 1991 en el estadio Obras. Divididos se presenta en la segunda fecha junto a Rata Blanca, Illya Kuryaki and The Valderramas y Attaque 77. Poco después siguen con la gira de este disco, llegando a tocar nuevamente en el estadio Obras como teloneros de Faith No More en su visita a la Argentina. La gira en cuestión fue denominada "Tour áspero" con una serie de 13 conciertos durante todo 1992 finalizando a principios de 1993, en el Estadio Obras y en Cemento. Fue durante gran parte de estos shows que Federico Gil Solá se había quemado todo su cuerpo, y  fue reemplazado por Andrea Álvarez (quien había sido percusionista de Soda Stereo), participando durante casi toda la gira. El 18 de enero, después de dos años, la banda vuelve al Teatro Arpegios. En ese recital estrenaron material de lo que sería el álbum consagratorio "La era de la boludez", con Gil Solá nuevamente en las baquetas. Sostenido por los hiper populares cortes "¿Qué ves?" y "El Arriero", de Atahualpa Yupanqui, el tercer trabajo "La era de la boludez" consolida definitivamente la popularidad de la banda  masivamente en Argentina y ademas lo abre de cara al mercado latinoamericano y al mundo. Mezclado en EE. UU y con el excluyente aporte como productor y director artístico de el "Rey Midas" de la música latina, Gustavo Santaolalla. Con "La era de la boludez" la banda llega a un nivel consagratorio con un sonido redondo, compacto y propio, alejando los fantasmas de Sumo definitivamente. En retrospectiva el disco hace un sondeo exhaustivo de las problemáticas de la Argentina "menemista" con cierta jocosidad en ocasiones y seriedad en otras, sin olvidarse tampoco de defender las raíces, que que se extienden no solo en Argentina, sino que también de punta a punta, en todos los pueblos originarios de latinoamérica. Semejante producción y aceptación del publico llevo a el tour a hacer una cantidad de 41 shows entre 1993 y 1995 en varias provincias del pais, llenado una vez mas 13 Obras entre abril y diciembre de 1993 y en 1994 ante 20.000 personas en el estadio de Vélez Sarsfield. Es aquí donde la banda realmente se gana el nombre de "Aplanadora del Rock". El 18 de febrero tocan en la Plaza de las Américas en Buenos Aires, siendo este el último recital con Federico Gil Solá en la batería. Se percibía cierta tensión en general, entre Arnedo y Mollo para con este ultimo, pero mas particularmente en este recital cuando momento de tocar "Roadhouse Blues", Ricardo Mollo se encargó de la voz negándole la participación al baterista, quien lo hacia habitualmente en el tema. Monos con navajas era la banda que despidió al baterista Jorge Araujo, quien reemplazaría a Gil Solá para los shows pendientes y para la grabación de "Otroletravaladna" el siguiente trabajo en estudio de 1995. Un disco raro hasta para la banda misma, por una impronta adrede "anticomercial", debido a el síntoma que muchos artistas padecen luego de un desbordante éxito, y sobretodo en respuesta a las sofocantes demandas de las discográficas. El mismo Mollo dijo sobre este que era "horrible por dentro". Aun así es uno de los mejores álbumes de Divididos, mas variado aun que los anteriores. Se le animan a un tango con "Volver ni a palos", a un "hard rock hendrixiano" que a esta altura llega a una exquisita complejidad única en su estilo, como lo es en "Basta Fuerte", baladas simples y deliciosas en "15-5", extractos caóticos, jocosos  y  hasta experimentales en "Bolero coya/Por el aire como un tiburón" y "Por el aire como un tiburón/Pachanga coya" y una cuota bizarra con folclore en "Anda a lavartelos", entre otras perlas mas. Una vez mas el estadio Obras fue testigo de la presentación del nuevo material el 15 de diciembre de 1995. Llegando a tocar en Puerto Rico y Chile y haciendo un "enchufado" (contrariando los acústicos Unplugged) para la MTV en Miami. El tour de "Otroletravaladna" se extendió hasta principios de 1998, donde ya se comenzaban a presentar temas de su siguiente disco "Gol de mujer" (1998). Este album se presento el 25 de julio de 1998 en el Parque Sarmiento. "Gol de mujer" ahonda mas aun en la diversificación de estilos que siempre nos trae la banda. Expone mas cantidad de climas folclóricos (a veces son muy bien logradas parodias) con, "El gordo legüero", "Clavador de Querubín", "Niño hereje" y "Vientito del Tucumán", esta ultima es un poema inédito de Atahualpa Yupanqui. Los temas potentes dan mucho que hablar, basta con escuchar "Nene de antes", "Cabeza de maceta", "Sobrio a las piñas / Quién se ha tomado todo el vino?", "Cosas de Baboon" o la critica religiosa "Zombie" y por supuesto el bien logrado cover  Billy Bond y la pesada del rock and roll "Salgan al sol". La gira del álbum culminaría triunfalmente en Obras en 1999. Rebosantes de éxito en el verano de 2000 se presentan en la costa atlántica (Mar del Plata, Necochea y Mar de Ajó) con nuevo material, el cual partiría pronto hacia Inglaterra, para documentarlo en Abbey Road Studios con "Narigon del siglo". "Par Mil" y "Spaghetti del rock" impulsaron notablemente uno de los mejores y mas maduros trabajos de Divididos. La gira que los llevo a recorrer buena parte del territorio Argentino y varios paises de sudamerica y europa también (Reino Unido, España y Francia) se extendió hasta 2002 con la particularidad de participar de festivales con muchas bandas y solistas y de contar con varios invitados a saber: León Gieco, Illya Kuryaki and The Valderramas, Jaime Torres, Víctor Heredia, Verónica Condomí, Chango Spasiuk, Manu Chao, Los Pericos, Gillespi, Alambre González, Tito Fargo, Pappo, Machi Rufino, Juan Rodríguez, Mimi Maura, Kapanga, Pez, El Otro Yo y Bersuit Vergarabat, Catupecu Machu, Riff, Los Piojos, La Renga, Callejeros, Pappo's Blues, MAM (la banda de el hermano de Mollo, Omar) y La Mississippi, entre otros.

La banda venia aceitada de conciertos en europa. Habían participado en el Festival Latinoamericano de Toulouse, que tuvo lugar en la Ribera Río Garonne, el 25 de junio de 2002. Tres días después se presentan en Madrid, para regresar a Argentina a comenzar a grabar su séptimo trabajo. Grabado en los estudios "Del Abasto al Pasto" fue producido por Divididos, con el experimentado aporte del ingeniero Alvaro Villagra en la grabacion, masterizacion y mezcla. Un comienzo enérgico acusa "Cajita Musical" con un solido trabajo en la linea de bajo de Arnedo, siendo una mirada del artista sobre la crisis del momento. Un gran aliciente para el músico alentandolo a ser positivo a pesar de la crisis: " Con pedales sulfatados, la bronca linda arranco, hiervo cuerdas para siempre..." o "...con docencia y sadismo, cultura de lo nacional esta guerra de los sueños el artista del engrudo la pinto...".  "Ay que dios boludo!" y "Brillo triste de un canchero", se enganchan convenientemente, el segundo va sumergido en una tranquilidad que va dilatándose de a poco. Ambos van de la mano exhibiendo un hard rock y una prosa bien Divididos que en sus temáticas no dejan de ser la crónica de las problemáticas sociales y de las pequeñas parcas personales y colectivas del momento en el país.

Cierto aire de burla a las canciones de fin de año con la parodia "Villancico del Horror", con clima acústico cercano a la baguala, adornado por excelentes toques de psicodelia, gracias a los aportes de sintetizadores al mando de Juan "Pollo" Raffo, a la vez que se va haciendo eléctrico poco a poco. De inmediato "Pepe Lui", un tema destinado a ser un clásico de fogón , año tras año. Trata de un personaje que podría catalizar en su personalidad a muchos fans y/o aficionados del rock de los 70´s , pero puntualmente del "rock nacional". La velocidad arrolladora de "Miente el After Hour " perfecta demostración de lo que un power trío puede generar y es la exacta definición del "calavera" contemporáneo. Con la visceral "Despiertate Nena", Divididos buscó desempolvar el viejo tema de Pescado Rabioso, para darle un enfoque hacia estos tiempos y animar la llama Hendrix que destila esta canción. Mollo comentaria sobre la versión: "Es devolver un poco de lo que tomamos, es como darle una ventilación a eso para que no quede en el olvido".

La ambición musical de Divididos en contar con gran variedad de instrumentos se vé en el hecho de implementar una amplia sección de cuerdas con doce violines y cuatro cellos, así también vientos como fagot, clarinetes y flautas. La balada desnuda de tapujos que le da nombre al disco, "Vengo del placard de otro", es una clara muestra de la inclusión de estos instrumentos, bajo arreglos y dirección de Juan "Pollo" Raffo. También es notable el rango de la voz de Mollo, como trabaja las notas bajas hacia las altas, de los mejores trabajos vocales del álbum. Con una intro hindú con Jorge Araujo implementando percusiones como el udú y el tambor marroquí, "Casitas inundadas, a votar", refleja otra triste realidad lamentablemente vigente al día de hoy, las inundaciones. Expresa ese contraste entre el avance de la naturaleza y la ausencia de políticas eficientes (y sobre todo de las riquezas "mal distribuidas") ante estas problemáticas: "Desde arriba ya, sabe su lugar lentamente va llegando acá. No es venganza, es sólo natural Madre agua busca su lugar. Por el bendito afán de una moneda más, aguas danzantes sobre la ciudad montes chaqueños hoy como canchas de golf..." . "Es el disco de las ganas, si bien estamos viviendo una crisis social muy fuerte, esto fue hecho por el entusiasmo de personas que quieren seguir haciendo las cosas con ganas.", esto había comentado Mollo sobre el álbum y nada mejor para sintetizar lo dicho que la abominable "Un alegre en este infierno". Rock orquestado en su maximo esplendor , una vez mas con violines y cellos y sobretodo la potencia y el brillo del corno.

"Libre el jabalí" compacta y potente refleja varias problemáticas y nos invita a alimentar el amor a la cultura: "La Argentina y su tatuaje del error. Mentí, mentí, mentí que es verdad. Hoy me duele la cultura. Si no sueño quedo sin estribillo. En esta canción de amor." . Un coro de niños para el apropiado reggae "Aburridos peligrosos" una especie de crítica a las generaciones nuevas, a las "generaciones de la internet " quizás. Sobre el final un enfoque existencial con "Puertas"  una suerte de "stoner rock" que va derivando en exquisitos arreglos orquestales que sorpresivamente van tornándose experimentales con un final desconcertante. A las preguntas que Mollo se hacia con la directa letra de "Puertas" ("Que puertas abrir ??, Que puertas cerrar??") se le puede atribuir como una epifanía o por que no un regalo, en el final del disco marcado por la breve introducción de el clásico "El Reloj" del compositor mexicano Roberto Cantora, marcando la apertura de una puerta hacia la cautivante "Guanuqueando". Canción de el ya fallecido compositor, músico y maestro rural jujeño, Ricardo Vilca. "Guanuqueando" fue grabado en vivo en el Pucará de Tilcara en agosto de 2002, con el mismo Vilca en guitarra y sus músicos, añadiendo quena, charango, bombo, y zampoñas. Canción norteña por excelencia. Alude al paisaje, flora, fauna e instrumentos musicales autóctonos. "Zampoña" es un instrumento de viento, rústico, compuesto por varias quenas y "Airampo" es una planta andina. Por eso dice "Siento quenas que en el viento huyen" o "Entre airampos de luna, zampoñas que en el viento huyen". Como es una zona seca la gente que vive ahí tiene los labios quebrajeados por el viento seco y la tierra, a eso se refiere con "verteros de labios quebrados" o "Besos de mi raza". El cóndor es un animal característico del norte, por eso dice "En viaje, buscando el cielo un cóndor va, como mi ser resucitará, buscando la luz" (haciendo referencia al sol). El termino "guanuqueando" refiere a un amigo de Vilca, también músico, Carlos Guanuco. En la época en que Vilca compuso el tema se hallaba también tocando con un grupo llamado Raza, que era un encuentro de todos los músicos idóneos de la quebrada donde actuaban con Raúl Torre, Bicho Díaz, y otros más. Para Vilca fue una dedicación de corazón para Carlos. Ademas la canción alberga una anécdota colorida. Cuando Ricardo Vilca se iba a lo que comúnmente llamamos "de gira" o "de parranda", su esposa lo interrogaba : - "donde estuviste??" y el respondía: "guanuqueando", se refería a que había salido con Guanuco. Al finalizar la canción se oye un fragmento de la canción "Ue Paisano" del italiano Nicola Paone.

El primer corte de difusión fué "Cajita Musical" y el segundo "Pepe Lui", ambos con un correspondiente videoclip de gran popularidad. "Vengo del placard de otro" se presento en la inauguración del estadio Orfeo Superdomo de la ciudad de Córdoba. La banda vuelve a Obras los días 27 y 28 de septiembre para la presentación oficial del disco en Buenos Aires. La gira no estaría finalizada sino hasta el 13 de marzo de 2010, ya que no solo se presento este trabajo sino que también su segundo disco oficial en vivo "Vivo Acá" (2003) (el primero había sido "Viveza criolla" (2000)), que fue grabado en formato acústico en el Teatro Gran Rex, los días 16, 17 y 18 de julio del año 2003 para los festejos de los 15 años de la banda. El arte de tapa a cargo de Alejandro Ros, muestra una morcilla en el frente que abarca hasta la parte trasera que según Ricardo Mollo "Es un poco como el moretón argentino. La morcilla es un argentino, cagado a palo. ¿Hay algo más argentino que una morcilla? Representa el machucón de los que vivimos acá". Seria el ultimo trabajo con Jorge Araujo quien abandonaría Divididos en 2004, para ser reemplazado por el actual baterista Catriel Ciavarella. Tras 8 años de parate en lo que refiere a la actividad en estudio, el 17 de marzo de 2010 y por parte de la discográfica propia de la banda "La calandria" y  la Distribuidora Belgrano Norte (DBN), lanzan el octavo álbum de estudio "Amapola del '66". Un disco que demuestra aun mas la madurez compositiva de Mollo y Arnedo. Momentos de folklore habitual , funk y rock aplanador veremos en "Hombre en U", "La Flor Azul" , "Amapola del '66", "Jujuy" , "El perro funk" y "Todos", esta ultima dedicada a las victimas y a los familiares de accidentes de transito. La gira de presentación comenzó el 27 de marzo de 2010 en el Cerro Pucará de Provincia de Jujuy. El 2 y 3 de junio del mismo año se presentan en el Luna Park su primer y único DVD oficial en vivo, "Audio y agua". Poco después anuncian una segunda edición del disco en formato de vinilo. Son dos LP  con un orden de canciones distinto a la versión CD, y la inclusión de 2 canciones: la ya conocida versión de Joe Cocker del tema de Los Beatles, "With a Little Help from My Friends" con invitados de lujo como Ciro Fogliatta en el órgano, y un coro femenino compuesto por Fabiana Cantilo, Claudia Puyó, e Isabel de Sebastián. La segunda canción bonus es la inédita "Pereta Voyeur". Sorpresivamente en 2015 Divididos anuncia una tercera edición de "Amapola del '66" que incluye ademas de los 13 temas originales, los dos bonus del vinilo y un video con la grabación de "Living de trincheras", la última canción que compuso el trío para la película "Infancia Clandestina", del director Benjamín Ávila. "Haciendo cosas raras" (2018) acusa ser el noveno álbum de estudio de la banda. En realidad es la regrabación  y homenaje a "40 dibujos ahí en el piso" (1989), álbum debut de la banda que conmemora sus 30 años de vida con esta regrabación. Tiene la peculiaridad de añadirle letra al anteultimo track del álbum "La Foca" rebautizándolo como "Caballos de la noche". La presentación fue el 15 de septiembre de 2018 en el Hipódromo de Palermo, siendo este el show más grande de la banda, como el que hicieron el 10 de septiembre de 1994 en el estadio de Vélez. Actualmente Divididos se encuentra trabajando en nuevas composiciones para un futuro álbum de estudio, una de ellas titulada "Mundo ganado" puede disfrutarse en la pagina oficial de la banda.




Lista de Temas:

1. Cajita Musical
2. Ay, que Dios boludo
3. Brillo triste de un canchero
4. Villancico del horror
5. Pepe Lui
6. Miente el After Hour
7. Despiértate Nena
8. Vengo del placard de otro
9. Casitas inundadas, a votar
10. Un alegre en este infierno
11. Libre el jabalí
12. Aburridos peligrosos
13. Puertas
14. Guanuqueando (en vivo en Tilcara) (Incluye fragmentos de "El Reloj" de Roberto Cantoral y "Ue Paisano" de Nicola Paone)


Download | Descargar













No hay comentarios: