viernes, 28 de septiembre de 2018

Stevie Wonder - Songs In The Key Of Life (1976)


Si se intenta abordar toda la obra del maravilloso genio de Stevie Wonder, seguramente es inevitable caer de bruces ante quizás el mejor álbum de su carrera, estamos hablado por supuesto del vital (valga la redundancia) "Songs In The Key Of Life". Decimoctavo disco y quinto y último de la serie de los "gloriosos cinco" trabajos de Stevie, de su llamada "época clásica". Lo antecedieron "Music Of My Mind" (1972), "Talking Book" (1972), "Innervisions" (1973) y "Fulfillingness' First Finale" (1974). Wonder tardo un poco mas de lo que duran dos largos años en publicar este trabajo. El niño prodigio de la legendaria Motown tenia alrededor de 200 canciones preparadas para este ambicioso álbum por lo que el sello decidió publicar un doble LP acompañado de un EP "A Something's Extra", con cuatro canciones adicionales. Por cierto, por aquella época Stevie venia de realizar una gira con los Rolling Stones y había renovado con el sello por siete años y 13 millones de dólares. Este contrato suponía la cantidad más importante de la historia de la música en aquel momento. Una colorida anécdota recuerda que ante la impaciencia de la discográfica en las sesiones finales del disco, Stevie y gran parte de los 130 músicos que colaboraron, trabajaban con unas remeras impresas con el mas que apropiado lema : "We´re almost finished" ( "ya casi terminamos"). Por todo lo demás... que podemos decir de esta joya del mundo contemporáneo?. Aquel oyente que quiera sintonizar con en esta "clave de la vida" estará transitando un viaje musical pocas veces recorrido. Estilos que van desde el blues y el R&B con su habitual raíz de soul y funk, pasando por el pop, el rock el afrobeat, la música clásica, el jazz fusión, orquestal y experimental. Una vez mas introduciendo la electrónica en sus teclados respaldado por equipamiento como sintetizadores moog, melotrones y mucho mas. El titulo del trabajo se cuenta que le vino a Wonder en un sueño, como una suerte de epifanía, que sin duda abarca una buena cantidad de canciones que reflejan experiencias de vida, como así también una inteligente lectura del paisaje de la cultura negra americana y la conquista de sus derechos, juntas en favor de la utopía. La forma de grabación del álbum era extraordinaria. A menudo Wonder se encerraba en el estudio durante 48 horas ininterrumpidas sin comer ni dormir, mientras que todos alrededor luchaban por seguirle su paso. Decía: "Si las cosas comienzan a fluir, sigo hasta llegar a su punto máximo". Había comenzado a grabar solo, luego convocó a los músicos, que en los créditos finales, llegaron a ser 130. El tecladista Greg Phillinganes, al respecto dijo: "la banda estaba disponible en todo momento, y si él estaba copado con algo, te llamaba y simplemente tenias que ir. Podian ser las 3 de la mañana, pero siempre era bárbaro cuando llegabas allí".

"El niño prodigio de la Motown" (Tamla - Motown) había nacido el 13 de mayo de 1950, con el nombre de Stevland Hardaway Morris, en Saginaw, estado de Michigan. Por su nacimiento prematuro (siete semanas antes) no desarrolló las retinas, quedando ciego. Era el tercero de seis hermanos y a los cuatro años, su madre dejó a su padre y se trasladó a Detroit con sus hijos adoptando de nuevo su apellido de soltera y cambiando a Morris el de sus hijos. El pequeño Stevie ya de temprano aprendió a ejecutar varios instrumentos, destacándose en el piano, la batería, el bajo y la armónica. En su niñez también sobresalió en el coro de su iglesia. En 1961 a los 11 años canto "Lonely Boy", una canción de su autoría, a Ronnie White de la agrupación The Miracles, quien de inmediato lleva al niño y a su madre a una audición para el sello Motown donde el director ejecutivo Berry Gordy  lo designó a la etiqueta de Motown, Tamla. Ya al momento de firmar contrato Wonder tenia el sobrenombre "Little Stevie Wonder" apodado por el productor Clarence Paul. Al no ser mayor de edad, este primer contrato seria de cinco años en el que las regalías se mantendrían en fideicomiso hasta que Wonder tuviera 21 años. Fue así que el pequeño Stevie fue puesto bajo la tutela del productor y compositor Clarence Paul. Durante un año trabajaron juntos en dos álbumes. "Tribute To Uncle Ray" se grabó primero, cuando Wonder todavía tenía 11 años. Principalmente versiones de las canciones de Ray Charles, el álbum incluía una composición de Wonder y Clarence, "Sunset". Luego se grabó "Jazz Soul of Little Stevie", un trabajo instrumental compuesto principalmente por las composiciones de Clarence, dos de las cuales, "Wondering" y "Session Number 112", fueron co-escritas con el pequeño Stevie. Entrado el año 1962, con 12 años, se une a la "Motortown Revue" recorriendo el "circuito chitlin" de teatros en todo Estados Unidos que aceptaba artistas negros. En una de esas actuaciones en Chicago su presentación de 20 minutos, fue grabada y lanzada en mayo de 1963 como su primer álbum en vivo: "Recorded Live: The 12 Year Old Genius". De esa presentación se extrae el simple "Fingertips", que capta a un eufórico "pequeño Stevie" que regresa para un bis espontáneo que capta al bajista de reemplazo, al que se le escucha gritar: "¿Qué clave? ¿Qué clave?", fue un éxito número 1 en el Billboard Hot 100 cuando Wonder tenía 13 años, lo que lo convierte en el artista más joven en llegar a la cima del ranking. Sus siguientes grabaciones no alcanzaron un gran éxito, su voz estaba cambiando a medida que crecía, y algunos ejecutivos de la Motown estaban considerando cancelar su contrato de grabación. En 1964 Stevie tuvo algunas apariciones en películas y Sylvia Moy persuadió al dueño de la etiqueta,  para darle a Wonder otra oportunidad. A mediados de los 60´s, Wonder obtuvo algunos laureles con canciones como, "With a Child's Heart" y "Blowin 'In the Wind" de Bob Dylan, co-cantada con su mentor, el productor Paul. También comenzó a trabajar en el departamento de composición de Motown, componiendo canciones para él y sus compañeros de sello, incluyendo "The Tears of a Clown", un éxito número 1 para Smokey Robinson y The Miracles. En 1968 grabó un álbum de canciones instrumentales de soul / jazz, principalmente con solos de armónica, bajo el título "Eivets Rednow" (Si!, es "Stevie Wonder" deletreado al revés). El álbum no recibió mucha atención, sin embargo, logró anotar varios éxitos entre 1968 y 1970, tales como "I Was Made to Love Her", "For Once in My Life", "My Cherie Amour" o "Signed, Sealed, Delivered I'm Yours", esta ultima fue su primera "autoproducida". Arrancada la década de los 70, con 20 años, Wonder se casa con Syreeta Wright, compositora y ex secretaria de la Motown quien le ayudaría con las letras de "Where I'm Coming From", un disco con composiciones mas comprometidas con las problemáticas globales. El álbum en cuestión, tuvo la mala suerte de salir casi al mismo tiempo del magistral "What's Going On" de otra estrella de la Motown: Marvin Gaye, quien también fue muy abarcativo en cuestiones de problemáticas de esa índole. "Where I Coming From" fue opacado por la placa de Gaye. Algunos críticos daban razones como que el disco de Wonder carecía de "unidad y flujo" entre otras cosas. Así y todo la carrera de Stevie comenzaba a ir cuesta arriba ya que comenzaria por entonces su tan aclamada "época clásica". Conoció a Johanan Vigoda, un abogado que consiguió que el artista firmara un contrato millonario, concediéndole al mismo tiempo una libertad creativa inimaginable en aquellos momentos, dentro de una compañía tan férrea como era la Motown, la cual le firmaría este nuevo contrato de 120 paginas y asi daria a luz en 1972 a "Music Of My Mind". Esta vez había un hilo conductor mas coherente en su obra. Estas nuevas letras trataban temas sociales, políticos y místicos, así como temas románticos estándar, mientras que musicalmente comenzó a explorar la sobregrabación y la grabación de la mayoría de las partes instrumentales por sí mismo. Por otro lado comenzaría a darle importancia técnica a sus instrumentos (por supuesto y sobretodo con los sintetizadores) gracias al inicio de su larga colaboración junto a la Tonto's Expanding Head Band compuesta por Malcolm Cecil y Robert Margouleff. Con ellos graba hasta "Fulfillingness' First Finale" de 1974 y solo volvería en los 90´s para incluirlos en dos discos mas. A fines de ese mismo año sale a la venta el importante "Talking Book" que daría al artista dos números uno: primero "Superstition" y luego "You Are the Sunshine Of My Life". A raíz de este éxito comienza sus giras con los Rolling Stones. En 1973 "Innervisions" propone otro contundente puñado de composiciones de alto nivel, como la inspiradisima e introspectiva "Visions" o grandes sucesos como "Higher Ground" y la ácida "Living For The City". "Innervisions" ganó tres premios Grammy, incluido álbum del año. El 6 de agosto de 1973, Wonder sufrió un grave accidente automovilístico mientras estaba de gira en Carolina del Norte, cuando un automóvil en el que viajaba chocó contra la parte trasera de un camión. Esto lo dejó en estado de coma durante cuatro días y resultó en una pérdida parcial de su sentido del olfato y pérdida temporal del sentido del gusto. Sinembargo pudo reponerse y en 1974 se embarca en una gira por Europa y al finalizar la misma toca en un concierto con entradas agotadas en el Madison Square Garden, en marzo de 1974. Unos meses luego estaba listo "Fulfillingness 'First Finale" (quizás el menos conocido de esta época, pero no por eso hay que restarle méritos) con éxitos excluyentes como "You Have Not Done Nothin'" (una herida cortante para el presidente Nixon)  y "Boogie On Reggae Woman". El disco una vez mas logra un premio Grammy. Ese mismo año Stevie participa de una conocida "Jam Session", en Los Ángeles, con nombres un tanto importantes en la historia del rock: John Lennon y Paul McCartney, para el pirata "A TOOT AND A SNORE IN ´74". Wonder tenía contrato con la etiqueta (Tamla) de Gordy desde que tenía solo 11 años. Ahora, un adulto seguro de sí mismo con una cadena constante de éxitos que se remonta a una década, comenzó a arrastrar un malestar en la llamada "cuarta crisis de la vida". La superestrella comenzó a discutirse abiertamente la idea de renunciar a la industria de la música y mudarse a Ghana, donde creía que se podía rastrear su linaje ancestral. Allí, él planeó dedicar su considerable energía a ayudar a niños discapacitados y otras causas humanitarias. Las túnicas "dashiki" de colores brillantes reemplazaron sus trajes "mod" estándar estilo de Motown, una expresión exterior de los cambios que sentía dentro.

En este marco se gestó "Songs In The Key Of Life". Con un Stevie en la cima de las listas, en el punto máximo de su carrera artística y con su público hyper-ansioso, al borde de la locura, a la espera de su nuevo álbum. Con su contrato anterior ahora finiquitado, el músico estaba ganando interés de otras compañías discográficas que querían ficharlo. Stevie utilizó esta influencia para enfrentarse cara a cara con el fundador de la Motown, Berry Gordy, para subir la apuesta. Un hombre de negocios inteligente y astuto, en 1975, Wonder negoció un contrato sin precedentes de siete años, siete álbumes con control artístico completo, firmando por $ 13 millones de dólares (con la oportunidad de recaudar hasta $ 37 millones si entregaba más que un mínimo de álbum por año), 20 por ciento de regalías, y control total de su publicación. El asombroso contrato fue el más alto de todos los contratos de grabación de la época. De entrada fue anunciado como un álbum doble con una fecha de lanzamiento inicial para octubre de 1975, "Songs In The Key Of Life" fue posiblemente el álbum más esperado de los años '70s.

"Love's In Need of Love Today" es la canción soul por excelencia del disco. Se destaca el exhaustivo trabajo vocal tanto de Wonder como del numeroso coro, con la facilidades que el género soul brinda para que las voces jueguen y se luzcan al máximo. De mas esta decir que es una oda al optimismo, una canción que debería de ser escuchada todos los días, al comienzo del dia. Un mensaje tan simple y tan puro, la necesidad de brindar amor sin esperar a recibir nada a cambio y así detener al odio y al mal reinante, solo así, solo dentro nuestro estará el poder para detener tal fuerza negativa. "Have A Talk With God" una buena muestra de la sintonía del músico con esta "clave de la vida". Simplemente invita a tener una charla con Dios y por otro lado nos persuade de que "El" es "el único psiquiatra gratuito mas conocido de todo el mundo". Un funk con coros determinantes marcado por una hamaca o una silla mecedora rechinante, le dan ese costado tan original. Es en "Village Ghetto Land" donde Wonder se mete por primera vez en este trabajo el tema de las problemáticas sociales. La canción es pura música clásica pasada por sintetizadores, solo con su voz. Paradójicamente con la belleza de la melodía, Wonder describe a este lugar ficticio que bien podría ser su barrio, con una escena de dolor, corrupción , pobreza y muerte. Un paisaje apocalíptico. Bastará con escuchar las desalentadoras imágenes: "vidrios rotos en todas partes... es una escena sangrienta. Mata la plaga a los ciudadanos... los niños juegan con autos oxidados. Las úlceras le cubren las manos. Los políticos ríen y beben, borrachos a todas las demandas... Las familias compran comida para perros ahora. El hambre vaga por las calles. Los bebés mueren antes de nacer, infectados por el dolor." "Contusion" es un instrumental que corta con un exquisito "jazz rock", es una excelentísima antesala para otro monumental jazz, pero esta vez orquestado y tentadoramente bailable: "Sir Duke". Con bombásticos arreglos de bronces, un debido homenaje a las influencias musicales de Wonder, entre ellos Glenn Miller, Count Basie, Louis Armstrong, la gran Ella Fitzgerald y por supuesto el "rey de todos", Duke Ellington. El cautivante "Funk-soul" de "I Wish" fue el simple promocional del álbum, con "You and I" como cara B. Compuesta por un cumulo de nostalgias del músico de su niñez, cuando era la estrella infantil del sello, que le había servido efectivamente como una escuela gramatical. Particularmente remite a una tarde de diversión en un picnic organizado por el sello, que provocó una ola de nostalgia que le hizo componerla a esta, entre otras mas.
La hermana de Stevie, Renee Hardaway, aparece como invitada con un grito despectivo hacia su hermano: "You Nasty Boy!!" ("repugnante chico!!") .

"Pastime Paradise" es el tema mas popular y el mas recordado de todo el album. Al igual que en "Village Ghetto Land" el músico utilizó un arma secreta: un sintetizador analógico de última generación, el Yamaha GX-1. El enorme instrumento tenía tres teclados, pedales de pie de varias octavas, controlador de cinta, una galaxia de botones para memorizar sonidos y modular tonos, e incluso un banquito incorporado. "Podría albergar a una familia de ocho personas", comentó por entonces graciosamente el tecladista Phillinganes. Junto con el tamaño gigantesco vino un costo colosal. El GX-1 al por menor valía $ 60,000 (o $ 320,000 ajustados por la inflación). Diseñado como un prototipo para futuros sintetizadores de consumo, solo se fabricaron unos pocos, y mucho menos se vendieron. La mayoría aterrizó en manos de los pesos pesados de la industria como Keith Emerson de las leyendas del rock progresivo Emerson, Lake y Palmer, John Paul Jones de Led Zeppelin y el compositor de ABBA Benny Andersson. Wonder compró dos. El GX-1 tenía mucho para amoldarse a las necesidades del multiinstrumentista. Las muestras de instrumentos realistas (por el momento) le permitieron colocar capas orquestales complejas sin ayuda de nadie. Y a diferencia de otros sintetizadores disponibles en esa época, era polifónico, lo que le permitía tocar varias teclas a la vez y crear pistas de acompañamiento exuberantes en una fracción de tiempo. Stevie apodó al gigante metálico "The Dream Machine" ("La Máquina de Sueños"). "Pastime Paradise" comienza con un loop en fuga citando las primeras ocho notas del "Preludio N° 2 en Do Menor" de Johann Sebastian Bach. La ansiosa frase instrumental se vuelve aún más desorientante con el sonido de un gong hacia atrás que anticipa el canto de Hare Krishnas que se escucha en el desvanecimiento. Los devotos fueron sacados de la calle en una ráfaga de creatividad de improviso. Con respecto a este acto repentino, el ingeniero y productor, Gary Olazabal, quien los había reunido en el Hollywood Boulevard para la grabación, recordaba: "Habíamos decidido que sería genial tenerlos en la canción, así que fue y habló con un montón de esas personas e hizo arreglos para que vinieran al estudio". Crystal Studios estaba ubicado en el lado este de Hollywood, no muy lejos de la sede local. "Caminaron en línea desde la Comunidad de Auto-Realización", agregó Olazabal. "Debe haber habido alrededor de un centenar de ellos, cantando y rezando mientras aparecían y esperaban para tocar en la canción. Pero Stevie nunca apareció. No sabíamos qué hacer, así que los dejamos entrar al estudio. La sala principal no sonaba muy en vivo, pero era muy grande. Bueno, estuvieron allí durante horas, cantando, en realidad no interactuaron mucho de otra manera, y cuando Stevie no apareció, sabíamos que tendrían que caminar todo el camino de regreso y volver otro día ". A pesar de que Wonder no apareció, los Hare Krishna se mantuvieron positivos. "No hubo mucha hostilidad", agregó Olazabal. "Excepto por nosotros. No fue fácil escuchar ese canto durante horas y horas". "The West Angeles Church of God Choir" se mezcló con el coro, interpretando una versión del himno de los derechos civiles "We Shall Overcome" que entraba y salía de los conjuros de Krishna. La mezcla de conciencia superior y conciencia social, lo eterno y lo urgente, dio voz a los sueños arremolinados en el interior del joven maestro con su "Pastime Paradise" y además sintetiza un gran final multicultural. La letra es como una parodia a las canciones de protesta , conteniendo un juego de palabras que aparentan estar inconexas entre si , pero en realidad tienen mucho sentido.

El disco dos comienza con la cromática "Isn't She Lovely". No es extraño que en un momento tan creativo y lleno de luz en la vida del artista, haya un retoño de felicidad extra, que fue el nacimiento de su hija Aisha Morris y he aquí su correspondiente canción dedicada.  La irrefrenable alegría paterna de Stevie hace que la canción brille mas de lo que aparenta, encontrando su mejor expresión en su alegre interpretación de armónica. A pesar de que los sonidos reales del parto editados en la introducción de la canción son de otro bebé, se puede escuchar a Aisha riendo y chapoteando alrededor de la bañera, con su padre en el desvanecimiento extendido, con sus gemidos, risas y sollozos de bebé en cinta, muy bien acompañados por un tamborileo, que suenan como gritos de música ritual africana. Ya sea por su consistente estructura o por atreverse hasta a hacer un reclamo acompañado de un recuento histórico, "Black Man", por poco la canción mas extensa del trabajo (8 minutos y medio), es un reflejo de el inmenso momento compositivo y el compromiso con la unión interracial del artista. Este contundente funk de fina instrumentación, sobre todo con sus arreglos de bronces, es una lección de historia del bicentenario de EE.UU. (que se celebraba justo por la época de la grabación) que reúne a personajes clave en el crisol de Norteamérica, con un estribillo mas que contundente: "Es hora de que aprendamos / Este mundo fue hecho para todos los hombres". La letra cita a gran cantidad de personajes históricos, pero prominentemente a Crispus Attucks, considerado el primer mártir de la revolución estadounidense. Fabulosamente, en su tramo final la canción da cátedra por si sola, ya que como si fuese justamente una clase de la materia "historia" utiliza a modo de pregunta y respuesta, terminología basada en colores, (negro, rojo, amarillo, blanco y marrón) para describir diferentes grupos raciales, y aunque este lenguaje se ha vuelto menos aceptable culturalmente, estos términos se mencionan a continuación, como una forma original para la canción en si misma, junto con la actividad para la cual la canción sostiene cada figura histórica famosa. "Ngiculela / Es Una Historia / I Am Singing", cálida balada romántica de tres movimientos. Wonder canta en zulú, español e inglés y sobre todo se luce por supuesto en el movimiento "Estoy cantando" con el máximo poderío de su voz. El talentoso Herbie Hancock se florea con el Fender Rhodes, en un monumento al amor: "As". Stevie canta: "Te amaré siempre / Hasta que el día sea noche y la noche se convierta en el día"  entre otras imágenes de mero surrealismo infantil: "Hasta que el arcoíris queme las estrellas en el cielo... Hasta que el océano cubra todas las montañas... Hasta que soñemos con la vida y la vida se convierta en un sueño ... hasta que el delfín vuele y los loros vivan en el mar ". Con insistencia, este patrón coral se va repitiendo a lo largo de la canción, al igual que en los tracks extensos del disco, como por ejemplo "Another Star" (pero con un tarareo femenino). Quizás por eso nos resulten cercano a la monotonía, pero los trabajos de voces finisimos y extraordinariamente variados de Wonder y su coro, nos rescatan sin dudarlo de caer en el aburrimiento.

Con "Saturn" inicia "A Something's Extra", el Ep bonus. De las composiciones mas serias y erizantes de Wonder. Al igual que "I Wish", nació de una imagen en retrospectiva. El titulo fue originalmente "Saginaw", el lugar de nacimiento del músico en Michigan, y es un homenaje a su hogar, como un "Georgia On My Mind" de Charles (que en realidad el estado lo adoptó como propio ya que estaba dedicado a la hermana de Ray, de ese mismo nombre) o un "Goin 'Back to Indiana" de los Jackson 5, pero la canción se trasladó al espacio cuando el co-escritor, el guitarrista Mike Sambello, malinterpretó el título como el planeta anillado. Aquí Stevie introduce un elemento utópico. Eso de anhelar y "hablar" desde un planeta que no es la tierra, sin contaminación ambiental, sin guerras y con paz. En medio hay imágenes surreales y alguna que otra verdad indiscutible desde la ciencia: "Hemos venido aquí muchas veces antes, para encontrar que tu estrategia para la paz es la guerra. Matando a hombres, mujeres y niños indefensos. Que ni siquiera saben por qué están muriendo. No podemos confiar en ti cuando tomas una posición con un arma y una biblia en tus manos, y con una expresión fría en tu rostro, diciéndonos, danos lo que queremos o te destruiremos. Estoy... Volviendo a Saturno donde los anillos brillan. Arco iris, rayos de luna y nieve naranja. En Saturno, la gente vive doscientos cinco años. Volviendo a Saturno donde la gente sonríe. No necesitamos automóviles porque hemos aprendido a volar...". La intensa "All Day Sucker" propone ponernos a calentar los pies con un groove extraído de la mismísima pista de baile, para a dar paso a un final instrumental con la armónica reflexiva del propio Stevie en, "Easy Goin' Evening (My Mama's Call)".

Una vez completada la grabación básica, Stevie Wonder insistió en volver a mezclar las pistas en una serie ilimitada de configuraciones. "Fue una maratón, y en ocasiones nos preguntamos si alguna vez terminaría", recordó Olazábal. "Teníamos camisetas con el lema 'Are We finished Yet?' ('¿Ya hemos terminado?') impreso en ellas, y otras con 'Let's Mix' Contusion 'Again' ('Mezclemos Contusion otra vez'). Sin exagerar, debemos haber mezclado esa pista al menos 30 veces. Se convirtió en parte de la broma de nuestras vidas". Wonder llevó estas camisetas a la sede de la Motown para burlar a los ejecutivos sumamente estresados, que nunca esperaron tanto por un producto. "Nadie pensó que este proyecto continuaría tanto como lo hizo", confirma el ingeniero de sonido, Fischbach. Los plazos venían y venían con poca preocupación por parte del artista, ya que el sello se conformaba con más de un millón de pedidos anticipados de un álbum que técnicamente no existía. Tras dos años en proceso, el lanzamiento inminente del álbum fue anunciado varias veces, y cada vez fue retirado para ser regateado, retrabajado, ampliado y chismeado hasta su lanzamiento finalmente, el 28 de septiembre de 1976. La portada del álbum, muestra la imagen de Wonder hundiéndose en un vórtice de lo que se asemeja a un papel crepé anaranjado, completo con libreto de letras con innumerables y curiosos agradecimientos, desde su madre y su padre, hasta vendedores de racks y azafatas, incluyendo una lista alfabética de más de 150 nombres, desde Abdul Jabbar hasta Frank Zappa. El álbum tuvo su presentación en el paraíso pastoral de Long View Farm en la zona rural de North Brookfield, Massachusetts. Long View Farm era un terreno ecuestre de 143 acres que recientemente había sido renovado para incluir un estudio de talla mundial (utilizado por los Rolling Stones, Cat Stevens, Aerosmith y J. Geils Band, entre muchos otros). Los invitados fueron agasajados con comidas copiosas de carne asada, pastel y más champaña, mientras esperaban que Wonder hiciera su entrada. Llegó resplandeciente con un llamativo atuendo de vaquero, completo con un sombrero de 10 galones, flecos de cuero y una pistolera adornada con las palabras "Number One With A Bullet" ("Número uno con una bala"). Toda la gala le costó a la Motown más de $ 30,000. "Vamos a ver lo que está pasando", anunció mientras tocaba en la máquina de cintas de carrete (The Dream Machine), liberando la música que se había estado gestando en el estudio, y en su alma, durante tanto tiempo guardada. El disco salió de un cañonazo directo hacia la cima de las listas, se convirtió en el tercer álbum de la historia en debutar como "Numero Uno", permaneciendo allí durante 14 semanas y fue galardonado con 4 premios Grammy. Fue el álbum con más semanas en el número uno durante el año. En esas once semanas, "Songs In The Key Of Life" logró desplazar a otros cuatro álbumes para llegar a la cima de los rankings. En orden: "Silk Degrees" de Boz Scaggs, "Spirit" de Earth, Wind & Fire, la banda sonora de Led Zeppelin para la película "The Song Remains The Same" y "A Night On The Town" de Rod Stewart. Entre subidas y bajadas, al año siguiente, en 1977 se convirtió en el segundo álbum más vendido en los EE.UU. solo detrás del éxito colosal de Fleetwood Mac, "Rumours" y fue certificado como álbum de diamantes por la RIAA, por ventas de 10 millones de unidades solo en ese país. Su legado e influencia es innegable en reconocidos artistas, sobre todo del ambiente de la música Pop. Citado como favorito por figuras como Prince, Whitney Houston, Michael Jackson y Mariah Carey. La importancia del álbum incluso ha sido reconocida por los heavy metal, con el cantante Phil Anselmo de Pantera describiendo un show en vivo de "Songs In The Key Of Life" como "un milagro viviente, respirando". Por otro lado "Pastime Paradise" vio su renacimiento y correspondiente aggiornamiento a mediados de los 90´s, cuando los raperos Coolio y L.V. utilizan una base sampleada de la misma, a la que bautizaron "Gangsta's Paradise" para la película de 1995 "Dangerous Minds". Coolio ganó un premio Grammy por mejor actuación de rap en solitario por esta canción. En diciembre de 2013, Wonder realizó un concierto en vivo de todo el álbum "Songs In The Key Of Life" en el Nokia Theatre de Los Ángeles. El evento fue su décimo octavo concierto anual para House of Toys Benefit, y contó con algunos de los cantantes y músicos originales del doble álbum de 1976, así como con varios de la escena contemporánea. En noviembre de 2014, Stevie Wonder comenzó a interpretar todo el álbum en una serie de fechas de conciertos en los Estados Unidos y Canadá. El inicio de la gira coincidió con el 38 ° aniversario del lanzamiento de este tan querido album.



Lista de Temas:


Disco uno:

1. Love's in Need of Love Today
2. Have a Talk with God
3. Village Ghetto Land
4. Contusion
5. Sir Duke
6. I Wish
7. Knocks Me Off My Feet
8. Pastime Paradise
9. Summer Soft
10. Ordinary Pain

Disco dos:

1. Isn't She Lovely
2. Joy Inside My Tears
3. Black Man
4. Ngiculela - Es Una Historia - I Am Singing
5. If It's Magic
6. As
7. Another Star
8. Saturn
9. Ebony Eyes
10. All Day Sucker
11. Easy Goin' Evening (My Mama's Call)


Download | Descargar

















2 comentarios:

JLO dijo...

ah bueno, con este disco me tocás el corazón... uno de los mas perfectos que yo haya escuchado por su calidad y duración, no es fácil eso...

siempre digo que existió el doble Sign of the times de Prince porque antes existió éste de Stevie...

me imprimí recién la entrada para leerla con detenimiento... saludos...

JennyD dijo...

I just found your page today and I wanted to be sure and thank you for sharing some of THE BEST older albums. So many memories! Thank you so, so much :D