jueves, 24 de mayo de 2018

Bob Dylan - Oh Mercy (1989)


Dylan cerraba la década de los 80´s con un regreso mas que significativo, su vigésimo sexto trabajo en estudio "Oh Mercy". Decimos que fue destacable por que  venia de publicar, los años anteriores, trabajos de poca trascendencia y de gran fracaso comercial como "Knocked Out Loaded" (1986) y "Down in the Groove" (1988). El álbum enamoró a la critica de entonces y ubicó al artista en una mejor posición en las listas de éxitos en años. Parte de este regreso al éxito de Bob, se debió a la inteligente elección de hacerse de los servicios de el productor y músico canadiense Daniel Lanois quien tenía una forma innovadora de hacer música, organizando un estudio móvil allá donde le fuese bien al artista y un sello inconfundible, que imprime a las composiciones un tono oscuro y pantanoso. Al estudio móvil lo ubicaron en una especie de mansión victoriana en Nueva Orleans, Luisiana. Utilizaban la mesa de control que se encontraba en la misma habitación que los músicos, sin que hubiese una pantalla que las separase, lo que creaba una atmósfera mucho mas estrecha entre todos los participantes, en el proceso de elaboración del disco. Decía Lanois que: "tenía un tono de casa de citas, pusimos la sala de control en una ciénaga... teníamos musgo por toda la casa y cabezas de lagartijas y cabezas disecadas". Dylan se sintió liberado de horarios por el tono relajado de Lanois. "Daniel estaba disponible para grabar a cualquier hora del día o de la noche”, comentó en una entrevista. Este productor era conocido por sus trabajos con Peter Gabriel en "So" y con U2 en “The Joshua Tree” (Bono fue el de la recomendación a Dylan) y otorgo un "sonido atmosférico y nebuloso", cargado de ecos, según el crítico Stephen Erlweine, similar al conseguido ocho años después en el álbum "Time Out of Mind", en el que ambos volvieron a colaborar. Bob se deshizo de las convencionalidades que le otorgaba grabar con su banda, y confió a Lanois que reclutara a músicos locales, entre los que figuraron los guitarristas Mason Ruffner y Brian Stoltz, el bajista Tony Hall y el baterísta Willie Green. Aun así, la mayor actividad en las grabaciones recayó en tres personas: Dylan, Lanois, y el ingeniero musical Malcolm Burn. Lanois tocó el dobro, varias guitarras e hizo arreglos en algunas canciones, mientras que Durn usó ocasionalmente la pandereta, los teclados y el bajo.

Después de una agotadora gira de dieciocho meses con el gran "Tom Petty & The Heartbreakers", a fines de  1987, Bob Dylan se habia lesionado la mano y durante su recuperación compone varias canciones, entre la cuales se encuentra la que abre "Oh Mercy", la acertada "Political World", una mirada mas aggiornada a aquellos tiempos de un músico pura y exclusivamente de protesta. Según el propio Dylan , la canción fue concebida de forma espontánea, con veinte versos y sin una melodía determinada. También fue la primera en grabarse, Lanois le aporto un inteligente arreglo "funky" a la guitarra de Mason, al que Bob se mostro insatisfecho con el resultado. El productor había tomado las riendas de la canción sin el consentimiento del artista. Dylan recordaría: "La noche anterior habían
seguido trabajando después de que me fuera. Ruffner añadió frases demoledoras sobre el ritmo que yo marcaba con la Telecaster. Mi guitarra había sido eliminada de la mezcla. La canción había sido narcotizada". La letra no es mas que una cruel visión de los tiempos que corren, con un mensaje que puede circular el día de hoy, por ejemplo: "Vivimos en un mundo político, donde el amor no tiene lugar. Vivimos tiempos en que el hombre comete crímenes, y el crimen no tiene cara..." o ..."Vivimos en un mundo político. El que podemos ver y sentir, pero no hay nadie para comprobarlo, todo es una baraja marcada y sabemos que es real... Vivimos en un mundo político, donde la paz no es bienvenida, se le cierra la puerta para que vagabundee algo más. O se la coloca contra la pared".
La temperatura poética de "Where Teardrops Fall" lleva la marca registrada de Dylan. La típica teatral o cinematográfica historia de los amantes dentro de un paisaje que el únicamente sabe crear: "Por ríos de ceguera, enamorados y con cariño, podríamos brindar si nos encontráramos, por el corte de las alambradas... Las rosas son rojas, las violetas azules, el tiempo empieza a arrastrarse. Puede que tenga que ir a verte...donde caen las lágrimas.".  La concepción encierra una anécdota casi trasformada en accidente. Remite a cuando Bob estaba grabando la descartada "Dignity", canción compuesta tras haberse enterado de la muerte de Pete Maravich, leyenda del baloncesto. La grabación estaba reducida a Bob solo con el guitarrista  Brian Stoltz y la bateria de Willie Green, por lo que Lanois sugirió que acompañara la canción con una banda "cajún". Motivado por la curiosidad, Dylan aceptó y regrabó "Dignity", al día siguiente con la "Rockin' Dopsie and His Cajun Band". Tras varias tomas con diferentes tonos y tempos, el y Lanois desistieron y dedicaron la noche a versionar clásicos del country como "Jambalaya" y "There Stands The Glass". Según escribió Dylan en "Chronicles": "En medio de todo aquello, toqué otra canción, "Where Teardrops Fall". Se la enseñé a Dopsie y la grabamos en cinco minutos, sin ensayarla antes. Hacia el final de la canción, John Hart, el saxofonista de Dopsie, interpretó un solo sollozante que me dejó sin resuello. De repente, caí en la cuenta de que me encontraba en el sitio justo, haciendo lo que debo, y de que Lanois era el hombre idóneo para el trabajo".

A la repentina inspiración de Bob durante ese periodo de rehabilitación se sumarían "What Good Am I?", y "Dignity". Una vez mas descontento con el resultado, termino por omitirla de la configuración final, "Dignity" sería interpretada en directo para la MTV y publicada en el correspondiente album "MTV Unplugged" (1995). El mes siguiente su creciente inspiración daria cerca de una veintena de canciones, incluyendo "Disease of Conceit",  "What Was It You Wanted?" y "Everything Is Broken". Esta ultima originalmente llamada "Broken Days"  publicada como primer sencillo promocional del álbum, con "Death Is Not the End" como cara B. Otra mirada a los inciertos tiempos que corren pero de una manera mas personal , muestra el desapego de Dylan hacia su mundo material o no: "Líneas rotas, cuerdas rotas, hilos rotos, muelles rotos, ídolos rotos, cabezas rotas. Gente durmiendo en camas rotas. De nada sirve bailar,  de nada sirve bromear... Todo está roto...". Sin embargo le debemos adjudicar un mensaje de fé y bienaventuranza con "Ring Them Bells", sin dudas pesados vestigios de su época de interés religioso y de su conversión al cristianismo.

"Man in the Long Black Coat" un de las ultimas grabaciones de "Oh Mercy", recuerda las ficciones tipo (y al ritmo) "far west" (al estilo "Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts de "Blood On The Tracks"). Dylan crea una suerte de imaginería apocalíptica,  surgida quizás de la inspiración que le provocó ver paisajes de localidades tales como Amelia y Raceland en el estado de Luisiana, tras una excursión con su esposa. De sin igual efecto resulta ser la atmósfera lograda en unos de los mejores momentos del álbum, "Most Of the Time", donde la linea del bajo resalta sobre los demás instrumentos. De por si la letra con sus elocuentes metáforas y comparaciones, imprime una mirada ya experimentada del poeta Dylan. Sobretodo con respecto a las relaciones amorosas: "La mayor parte del tiempo estoy centrado. La mayor parte del tiempo consigo tener los pies sobre la tierra. Puedo seguir el camino, leer las señales, seguir cuando la carretera se endereza, puedo hacer frente a cualquier imprevisto. Ni siquiera advierto que ella se ha ido, la mayor parte del tiempo... la mayor parte del tiempo... No me hago ilusiones hasta volverme loco, ni temo a la confusión por grande que sea. Puedo sonreírle a la humanidad. Ni siquiera recuerdo cómo sentía sus labios sobre los míos. No me engaño, no corro a esconderme de los sentimientos que he enterrado en mi. No hago concesiones, no finjo. Ni siquiera me importa si no la vuelvo a ver... La mayor parte del tiempo...". "What Good Am I?" surge a pesar de ser un punto de discrepancia entre Lanois y Dylan, quien dejo que el productor le brinde su impronta, por cierto muy pausada, y con capas de sonidos, para imprimir su marca. La letra es de corte existencial: "¿De qué sirvo si soy como los demás? ¿Si me doy la vuelta cuando veo cómo vas vestida? ¿Si me encierro en mi mismo para no oírte llorar? ¿De qué sirvo?...¿De qué sirvo si digo tonterías y me río en la cara de lo que trae el pesar, y te doy la espalda mientras mueres en silencio? ¿De qué sirvo?...".

De las letras mas serias "Disease of Conceit" ("La enfermedad de la arrogancia"). Basta con indagar en su mirada omnisciente, para alertar su certera dirección en las estrofas finales: "Hay un montón de gente en apuros esta noche por la enfermedad de la arrogancia. Un montón de gente ve doble esta noche por la enfermedad de la arrogancia. Te provoca delirios de grandeza y mal de ojo. Te hace creer que eres demasiado bueno para morir...". En parte de su autobiografía, muchos al analizarla, coinciden que fue inspirada  por la exprocación de Jimmy Swaggart  predicador pentecostal estadounidense, uno de los pioneros del naciente por entonces, "televangelismo". Con una sacudida similar a "Most Of The Time" y a "What Good Am I?" (pero con una pizca mas de resentimiento), el narrador de "What Was It You Want?", despotrica a esa persona o "amante" la cual no puede alejar de sus recuerdos. El gancho de la canción es sin duda la sobresaliente ejecución de armónica de Bob, pero hay buenos arreglos de guitarras que no debemos dejar ir.

El álbum culmina con "Shooting Star" que coincidiría con ser una de las ultimas en grabarse. Como varias de las canciones de Dylan parece estar dedicada a alguien especifico, y en este caso da la impresión de estar dedicado a alguien que ya no esta en la vida del músico, mas precisamente a su primer esposa Sara Lownds , tantas veces homenajeada en canciones del pasado. Se encuentran diferentes opiniones entre los fans, (sobretodo por que Bob nunca lo ha declarado que era para ella), quienes coinciden que la canción habla de Dios y "la tentación" y "el sermón de la montaña", relacionado con la transición en su vida que Dylan experimentó diez años antes dando como resultado la trilogía de álbumes en su período de Evangelio, comenzando con "Slow Train Coming" (1979), "Saved" (1980) y "Shot Of Love" (1981). La melancólica balada es quizás la muestra de la perdida en la fé cristiana por la que paso por entonces el músico, que en este caso parece dirigirse a Cristo: "He visto una estrella fugaz esta noche y pensé en mí si yo todavía fuera el mismo si alguna vez me convertí en lo que querías que fuera". La siguiente línea dice: "¿Alguna vez extrañé la marca o rebasé la línea que solo tú podías ver?" A continuación hace una referencia aparente a un poema de Joseph Addison Alexander: "Hay una línea que no vemos que cruza cada camino. El límite oculto entre Dios, paciencia y su ira". Para aquellos que estén mas familiarizados con el álbum podrán encontrar una intima relación entre "Shooting Star" y "Ring Them bells". Algunos versos pueden empalmarse y funcionar perfectamente entre si. Este ejercicio puede resultar interesante. La parte en "Shoting Star" que dice: "Listen to the engine, listen to the bell..." ("Escucha el motor, escucha la campana ...") y que continua con: "The last radio is playing..." ( "La última radio está sonando..."). Es aquí  donde deberíamos saltar a la canción "Ring Them Bells", tomando cualquier estrofa a nuestro gusto. Por ejemplo: "Ring them bells Saint Peter where the four winds blow. Ring them bells with an iron hand. So the people will know. Oh it's rush hour now. On the wheel and the plow.  And the sun is going down upon the sacred cow..." ("Toca las campanas de San Pedro donde soplan los cuatro vientos. Toca las campanas con una mano de hierro. Entonces la gente sabrá. Oh, es la hora pico ahora. En la rueda y el arado. Y el sol se pone sobre la vaca sagrada."). Ambas canciones se mezclan entre si y se sintetizan. Solo la genialidad de Bob Dylan con su inimitable poesía, nos puede regalar descubrir la convivencia entre dos canciones a la vez!.

El material de "Oh Mercy" proporcionó canciones las cuales podrían rivalizar con cualquiera de las composiciones más celebradas de la carrera de Dylan. Obtuvo buena recepción por parte de la critica musical y se lo supuso como un regreso de un clásico en un momento en el que varios veteranos del panorama musical publicaron álbumes con el respaldo de la crítica tras una década nefasta, como Paul McCartney con "Flowers In The Dirt", The Rolling Stones con "Steel Wheels", Neil Young con "Freedom" y Bonnie Raitt con "Nick Of Time".  Fue mas que un verdadero aliciente extra la opinión y aprobación de su gran amigo George Harrison, con quien formó meses antes de la salida del disco, el grupo Traveling Wilburys y grabó un primer trabajo, "Vol.1". Según el escritor Clinton Heylin: "Harrison se mostró entusiasmado con las nuevas canciones de Dylan... poniéndole al corriente de alguna palabra escéptica que se le había ocurrido durante la experiencia en la grabación con Traveling Wilburys". A su vez existieron no incluidas en el álbum circularon al poco tiempo en  los clásicos bootlegs, estas fueron "Series Of Dreams" y "Dignity", como así también "Born In Time" y "God Knows", que fueron re-grabadas en las sesiones del siguiente trabajo de estudio, "Under The Red Sky" (1990). Como es habitual, podremos también encontrar los correspondientes "rarezas" y/o "outakes" de "Oh Mercy" en "The Oh Mercy Outtakes". 



Lista de Temas :

1. Political World
2. Where teardrops Fall
3. Everything is Broken
4. Ring Them Bells
5. Man in the Long Black Coat
6. Most of the Time
7. What Good Am I?
8. Disease of Conceit
9. What Was It You Wanted
10. Shooting Star


Download | Descargar







3 comentarios:

JLO dijo...

si sirve la opinión de alguien a quien nunca le gustó Dylan es que este disco si recuerdo haberlo escuchado y que me guste... como obra entera, no recuerdo un tema o canción en específico, pero si recuerdo el pensar de que era un gran álbum... en fin, eso... saludos...

RECOMENZAR dijo...

Me encanta DYLAN un gran cantante

JLO dijo...

creo que buscando información llegué acá para hacer mi entrada ja... creo fue así.... nos seguimos leyendo master!!!!