viernes, 27 de octubre de 2017

Leño - Leño (1979)


El álbum homónimo de Leño es su importantísimo debut de 1979 y el mas rockero de su efímera carrera. Banda madrileña liderada por el carismático cantante y guitarrista Rosendo Mercado. Con un elocuente hard rock, recicla el género de los 70´s y abre paso a un gran número de bandas de alli en adelante. Los orígenes de Leño se remontan a lo que se dio a llamar "rock urbano" en España. Aquel fue un especial periodo en ese país, lo que se dio a llamar "la transición española", momento en el cual comienza a dejar atrás el régimen dictatorial del general Francisco Franco.

El sentido interés de Rosendo Mercado por la musica comenzo ya de chico cuando su abuelo le regala su primera guitarra. En su adolescencia formó varias bandas como La Patata Química, Yesca (grupos con amigos del colegio) o Fresa, siendo la mas importante Ñu con quien llegó a telonear a los famosos Dr. Feelgood en el Pabellón del Real Madrid. Tras disolverse Ñu,  Rosendo reúne a un antiguo compañero de Fresa (Chiqui Mariscal) en bajo y al ex-batería de Coz (grupo del que saldrían los Barón Rojo) Ramiro Penas, y el día 12 de Febrero de 1978 debutan en el Alcalá Palace teloneando a otra leyenda del rock español: Asfalto. En Mayo del mismo año sale a la luz su primer sencillo, “Este Madrid / Aprendiendo a Escuchar” (Chapa, 1978). El nombre de la banda alude a los comentarios que José Carlos Molina hacia Rosendo surgidos en los ensayos de Ñu "las canciones que haces son un leño, tío" decía José Carlos. Aunque José Carlos cuenta otra versión "Bueno, Leño lo formé yo, y el nombre me lo inventé yo. Y es que cada vez que hacía una canción heavy, como la introducción de "Este Madrid", que es mía, Rosendo decía "¡vaya leño de canción que has hecho!".

Fue así que en 1979 estos inexpertos muchachos entran en estudio para grabar este LP debut, con un hard rock más fresco,  muchos y extensos pasajes instrumentales, riffs con bajos memorables y remarcados, incontables solos de guitarras y dosis de progresivo. Así y todo la frescura de este rock duro de Leño, cierra una puerta a esa década regida por un millar de bandas de este estilo, para que luego en discos posteriores dejarse seducir a todo trapo con la denominada "new wave". Aquel naciente "rock urbano" y underground comenzaba a constituirse con las letras de denuncia social y sarcasmo marca registrada de Rosendo, que sin ninguna duda nos ayudan a colocarnos inteligentemente y a la perfección en ese interesante contexto histórico. No habiendo terminado la grabación de este primer LP, Chiqui Mariscal abandona el grupo (regresaría a Ñu) dejando vacante el puesto de bajista por motivos que todavía hoy son desconocidos. Este hecho se ve reflejado en la portada de este primer álbum, en la que se ve la figura de Chiqui saliendo de escena y por la izquierda aparece su sustituto entrando: Tony Urbano, quien solo grabaria el bajo en "El Tren".

De entrada ya nos pondremos patas para arriba con "Castigo" uno de los mejores temas de la banda. Una canción que demuestra la grata influencia de bandas como Cream o Ten Years After. En una primera apreciación nos da la idea de que es netamente instrumental con extrañas distorsiones y efectos, pero en mitad de este río eléctrico, Mercado canta dos simples estrofas, para luego seguir el curso frenético de la canción. Inmediatamente como un toque de llamado a la caballería, aparece la brutal "El oportunista" que describe irónicamente lo que era ese comienzo de las tribus urbanas en Madrid ("Me he clavado un alfiler en el pescuezo. Me he juntado con los punks, soy un moderno ..."). Y precisamente critica ferozmente a aquellos oportunistas que dicen no seguir la moda pero en realidad se limitan a seguir una moda menos masiva: "... por dentro me pregunto si duraré mucho no será que estoy quemando mi último cartucho. Porque a decir verdad no soy auténtico y engañar al personal es muy polémico.".

"El Tren" uno de los momentos mas espeluznantes y superlativos de el disco. Esa letra tan existencial impone la filosofía de Rosendo a flor de piel con el plus de un un riff blusero cálido e inolvidable. La guitarra, pero sobre todo el bajo se llevan todos los premios, una muestra de lo bien que encajò Tony Urbano. Pasando la mitad del tema hay una aceleración de ritmo donde Rosendo se florea con excelentes punteos, para luego volver a el tiempo inicial donde se suma una armónica a cargo de  Teddy Bautista quien también se encargó de los teclados. La canción existe desde los primeros tiempos de Ñu coescrita por José Carlos Molina y Rosendo, y fue grabada por ambos grupos. Es inevitable caer en el lugar común de que "El Tren" se refiere a el "tren" o "el viaje"de las drogas sobre todo los llamados "tripis" (LSD), pero queda relegada esa idea a cada escucha en particular. El costado más "heavy metal" la ubicamos en "Este Madrid", en los créditos no figura pero el propio integrante de Ñu, Jose Carlos Molina, se adjudica la composición de esta intro tan pesada, con gran influencia de Black Sabbath. La letra describe el Madrid de por entonces, las drogas, la ausencia de aire puro, los pocos espacios vacíos para el crecimiento urbano... Mercado despotrica contra la capital ruda e irónicamente: "No hagas caso a esta canción pues todo es mentira. Lo que falta es un buen bidón de aire puro y natural... Y de cerveza... de tocino y de salchichón... Es una mierdaaa este Madriiiid!!!!, que ni las ratas pueden vivir!!!". Sobre el final Teddy Bautista nos deja saborear unos buenos arreglos de teclado.

La impronta "sinfónica-progresiva" se da en "La Nana", la canción sin letra, son solo "nananas" cantadas por Chiqui Mariscal, con teclados lánguidos emulando un slide, y hasta se torna dulce, sin empalagar demasiado. Un viaje psicodélico, con tintes al "space rock" británico. Al momento que aparecen unas guitarras acústicas, la canción entra en un relive ultra rockero y muy acelerado, con potentes riffs y un gran juego blusero. Una vez mas las guitarras acústicas marcan la pauta para el final de la canción con los "nanananas" una vez mas. Todo vuelve a agitarse con la desenfrenada "Sodoma y Chabola" con aires a Rush o a Motörhead, por que no. Unos riffs otra vez para la historia , gran trabajo del bajo, excluyentes cambios de ritmos, de lo mejor del álbum. Con letra de Maria Fernanda de Andrés, (quien luego colaboraría en el álbum siguiente con la letra de "Cucarachas") otra vez Rosendo le canta a la sociedad de por entonces, esta vez con con una lirica mas surreal o mas sucia si se quiere. El final goza de un cálido paisaje campestre, el bello instrumental "Se acabó!!!", una inspiradisima pieza acústica íntegramente de Rosendo.

Un disco clásico y legendario, con sabor a imprescindible. Lo produjo Teddy Bautista quien también, como habíamos dicho antes, supo manejar provechosamente los arreglos tanto de armónica como de teclados. Les dio un gran empujón. Gracias a este debut, Leño comenzó a participar en varios festivales y conciertos en importantes ciudades de España. En esos nacientes años 80´s era esperanzador el panorama para las bandas de entonces, sobre todo por los festivales en que la participaban alrededor de todo el país, junto con  Coz y Ñu también de Madrid,  Bloque de Santander, y Smash o Storm de Sevilla, entre muchas más. Todo ese rock estaba en esa misma frecuencia de lucha.

De estudio tendrían dos discos mas: "Más Madera" (1980) y "¡Corre, corre!"(1982) (grabado en Londres) y un interesante bootleg "En directo" (1981). Lamentablemente hacia el año 1983 en el momento mas alto de su carrera, la banda se disuelve. Este final fue recordado por la gira que hicieron junto a Miguel Rios: "El rock de una noche de verano". En octubre de 1983 dan su concierto final en el Parque del Oeste en Madrid. Las razones de la separación no están muy claras al dia de hoy. Algunas de ellas van desde que no querían masividad, problemas personales a tensiones internas y falta de respeto entre los integrantes, y mas. Pero hubo una especie de "comunicado oficial" que vociferaba: "habían llegado a un callejón sin salida a nivel creativo". Por su parte Rosendo iniciaría su mas que interesante carrera como solista. En 2010, con motivo del lanzamiento del álbum tributo "Bajo la corteza: 26 canciones de Leño", la banda se reunió en la Sala Caracol para dar un pequeño concierto de 5 canciones. De esa inolvidable presentación, abajo veremos la performance de "El Tren". En 2013 Leño se juntó por última vez en público en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para el acto de presentación de la biografía "Maneras de vivir". Al año siguiente fallece Tony Urbano, dejando trunca toda posibilidad de una reunión mas de los Leño originales.



Personal:

Rosendo Mercado: guitarras y voz
Ramiro Penas: batería, percusión y coros
Chiqui Mariscal: bajo y coros
Tony Urbano: bajo en "El tren" y coros
Teddy Bautista: armónica y teclados



Lista de Temas:

1. Castigo
2. El oportunista
3. El tren
4. Este Madrid
5. La nana
6. Sodoma y chabola
7. Se acabó!!!


Download | Descargar





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias

Anónimo dijo...

Buenisimo gracias