martes, 24 de mayo de 2016

Bob Dylan - Blood On The Tracks (1975)


Al momento de analizar los mejores discos de Dylan de la década de los 70, seguramente tendremos una cita obligada con este de mediados de la década, el gran "Blood on The Tracks". Un álbum que también se podría ubicar como uno de los mejores de la historia del rock y de la música popular contemporánea. Este trabajo es como una vuelta a casa para Dylan ya que vuelve a grabar para el sello Columbia, luego de registrar dos álbumes para Asylum Records, "Planet Waves" y el doble directo con The Band, "Before The Flood" ambos de 1974.

Una constante de Bob Dylan es reflejar en sus trabajos las diversas situaciones en la que atraviesa su vida. A pesar de que Dylan nunca ha admitido que las letras en este álbum reflejan su vida personal, ni que tampoco son "confesiones", sino que están inspiradas en los cuentos cortos del autor ruso Anton Chekhov, "Blood On The Tracks"  hace alusión a su angustiosa y critica separación de por entonces su esposa Sara Lowndes. Inclusive el hijo de ambos, Jakob Dylan, ha mencionado que la letra de la canción “Idiot Wind” y muchas otras del álbum son sus padres discutiendo. Canciones con letras que hablan de desamor, ira, soledad, dudas, reproches y demás, están a la orden del día. Por esas épocas Dylan ya tenia en su haber composiciones que hablaban de estas temáticas, pero abordadas desde su lado, desde el despreocupado o rompecorazones que una estrella de rock como el siempre fue. Ahora tenemos a un Dylan lastimado, con una angustia desgarradora, el esta allí, solo con la guitarra. Es así como "Blood On The Tracks" funciona como un retrato de su situación de por aquel entonces (no es raro decir lo de retrato, ya que aun seguía aprendiendo pintura), abordando todas las decepciones, rupturas y desamores que sufrió por aquel entonces. Desde triángulos amorosos, sentimientos de culpa y hasta las mas viscerales escenas de discusiones. En un principio Dylan deseaba que el sonido sea mayormente eléctrico. Queria continuar con esa linea que tanto habia revolucionado en "Blonde On Blonde". Fue entonces que quizo contar con Mike Bloomfield, guitarrista con quien había trabajado anteriormente en "Highway 61 Revisited". Dylan le muestra las composiciones, pero Bloomfield no logra aprendérselas. El guitarrista comentaría sobre las mismas: "Todas comenzaron a sonar igual para mí, todas estaban en la misma clave, todas eran largas. Fue una de las experiencias más extrañas de mi vida. (Dylan) tuvo una especie de cabreo porque no las recogí". Este fue uno de los motivos principales de por que Dylan decidió que "Blood On The Tracks" sonara acústico y prácticamente sin banda. También tubo la oportunidad de exhibir sus canciones ante algunos de sus amigotes. Visitó a Neil Young y también se da el lujo de ensayar el repertorio con la banda de este mismo, Crazy Horse. Otros privilegiados en escuchar el híbrido del álbum fueron David Crosby, Graham Nash, Tim Drummond, Peter Rowan y Stephen Stills. Este ultimo se mostró disgustado por la actuación de Dylan, y poco después de que el abandonara la habitación, le dijo a Nash: "Es un buen compositor... pero no es un músico".

Dylan quiso un concepto mas fresco y espontaneo de las doce canciones que tenia listas para registrar. Fueron grabadas en cuatro días, del 16 al 20 de septiembre de 1974 en A&R Recording Studios de Columbia en Nueva York, dando lugar a unas de las sesiones más adoradas por sus fans. El ingeniero de sonido fue Phil Ramone, quien recuerda hechos significativos, como que Dylan grababa las canciones una tras otra como en "popurri" y cambiaba la estructuras de las canciones sobre la marcha (versos, estribillos,etc.), cuando uno menos se lo esperaba. Eric Weissberg y su grupo, Deliverance, fueron reclutados como músicos de sesión, pero fueron rechazados a los dos días de comenzar las sesiones porque no podían mantener el ritmo de Dylan. El único que se quedó fue el bajista Tony Brown y al poco tiempo se sumaron el organista Paul Griffin y el guitarrista Buddy Cage. Luego de diez días y cuatro sesiones, Bob Dylan terminó de grabar y mezclar las canciones. En el momento en que Columbia tenia preparado el lanzamiento del long play, en noviembre del 74, Dylan cambia de parecer y le comunica al sello discográfico que tenia en mente importantes cambios para el álbum. Entre el 27 y el 30 de diciembre de ese mismo año, en los Sound 80 Studios de Minneapolis (Minnesota), con músicos locales, contratados por su hermano David Zimmerman, regrabó algunas canciones ("Idiot Wind", "You’re a Big Girl Now", "Tangled Up In Blue", "Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts" y "If You See Her, Say Hello"). Finalmente, "Blood On The Tracks" vio la luz el 17 de enero de 1975. Algo para destacar es que en los créditos no figuran los músicos contratados por Zimmerman que participaron en Minnesota.

Ya el comienzo nos alerta lo que estaba perpetrando con los versos iniciales de todo un clásico de su carrera, "Tangled Up In Blue": "Una mañana de sol brillante, muy temprano, aún en la cama. Preguntándome si ella cambió. Si aun su cabello es rojizo..." Con esta canción Bob Dylan, de alguna manera, inauguraba su estilo de canciones "multidimensionales" que mezclan la noción del tiempo y del espacio. Declararía sobre esta temática: "Lo que hay de diferente sobre esto es que existe un código en las letras, y no hay sentido del tiempo. No hay ningún respeto por esto. Tienes el pasado, el presente y el futuro en la misma habitación, y hay poco que no puedas imaginar que esté sucediendo." Letra de carácter triste, que sin ninguna duda habla sobre un amor que ha terminado, pero no por su parte. Dylan recuerda con melancolía, como conoció a la chica en cuestión. El acompañamiento musical es emotivo y melancólico mientras recita sus recuerdos: "Ella estaba casada cuando nos conocimos y lo intentamos. Rompimos en una noche triste y oscura, ambos sabiendo que era lo mejor. Se giró mientras me marchaba y la escuché decir sobre mi hombro: nos veremos algún día en la avenida. Envueltos en tristeza. Ella trabajaba en un antro de topless, donde entré para tomar una cerveza. Estudió las arrugas de mi cara y me sentí incómodo cuando se agachó para abrocharme los cordones de los zapatos. `Pensé que nunca me saludarías´, dijo, `pareces un tipo callado´." Lo particular de "Tangled Up In Blue" es que si bien es una canción en que se repite la melodía de cada estrofa, subrayando con sus acordes lo que Dylan recorre con voz emocionada, su final esta impregnado de armónica y guitarras, otorgándole un toque mágico en la melodía que parece ser mas movida, dejándonos un sabor optimista. La desdicha de Dylan sigue su recorrido con la descriptiva "Simple Twist Of Fate", remite a un encuentro y posterior desencuentro de la pareja, en un parque al atardecer. "Se sentaron juntos en el parque, cuando al atardecer se oscurece el cielo, ella le miró y él sintió un chispazo estremeciendo sus huesos, fue entonces cuando él se sintió sólo y deseó enmendarse. Caminaron por el viejo canal y entraron en un hotel extraño, con un neón resplandeciente. Sonaba un saxo en algún lugar lejano... ella arrojó una moneda en la taza de un ciego a la entrada y se olvidó de cualquier simple giro del destino...". Luego un tramo con armónicas para dar augurio del fatal desenlace: "Él se despertó, la habitación estaba vacía, no la veía por ninguna parte, se dijo que no debía preocuparse... Oyó el tic-tac de los relojes y paseó con un loro que hablaba buscándola por los muelles... Yo todavía creo que ella era mi alma gemela pero perdí el anillo...¿Cuánto deberé esperar? Una vez más debido a un simple capricho del destino." Ante ese panorama, llega la consecuente reflexión con "You're A Big Girl Now": "Nuestra conversación fue breve y agradable casi me hizo perder el pie y estoy otra vez bajo la lluvia, oh, oh y tú estás pisando tierra firme, de algún modo lo has hecho, eres una gran chica".

Así y todo la furia contenida debía desatarse en uno de los mejores momentos del álbum "Idiot Wind". Una de las mas extensas canciones de la placa, Dylan descarga su odio a lo largo de casi de ocho minutos de furia incandescente, como el mejor lo sabe hacer. A diferencia de la primera versión grabada en Nueva York, que era solo con guitarra acústica, esta es con la banda completa, y para destacar al propio Dylan en los organos. Pero el verdadero enganche de la canción es la letra. Sin dudas un mezcla de violencia y belleza que alguna vez le dió excelentes resultados con "Like A Rolling Stone". Desde el comienzo apunta a alguien o a algunos que han levantado sospechas sobre su persona. No podemos saber quien puntualmente, quizás la prensa amarillista, o quizás sean las sospechas sobre algún personaje ficticio creado por el mismo Dylan, ¿o quizás su alter ego?. Y luego, como no podía ser de otra manera a la mujer que hirió sus sentimientos. Entre el torbellino poético/protestante de Dylan vemos recriminaciones tales como: "Fue la gravedad lo que nos hizo bajar y el destino lo que nos separó. Tú domaste al león de mi jaula, pero sólo eso no fue suficiente para cambiar mi corazón. Ahora todo está un poco patas para arriba, es evidente que las ruedas se han parado. Lo bueno es malo, lo malo es bueno cuando llegues a la cima te encontrarás abajo del todo.". Su desprecio llega a tal punto que podemos oír cosas como: "Ya no puedo ni sentirte, ni siquiera puedo tocar los libros que has leído...". Y luego el estribillo siempre diferente en sus repeticiones, pero con el final que solo cambia dos veces: "Viento idiota, soplando cada vez que mueves tus dientes. Eres una idiota, nena, es un milagro que aún puedas respirar." Pero luego se reparte la culpa: "Viento idiota, soplando entre los botones de nuestros abrigos, soplando entre las cartas que escribimos. Viento idiota, soplando entre el polvo de nuestros estantes. Somos unos idiotas, nena, es un milagro que incluso sepamos alimentarnos." Ahora los vientos se convierten en leves brisas sobre nuestros oídos y así llega la calma tras la tormenta con "You´re Gonna Make Me Lonesome When You Go". Dylan nos adentra en un paisaje bucólico donde intenta relajarse por un momento, imaginando que aun esta con ella. Pero no se olvida de su cruel abandono y cita el funesto amor de uno de sus poetas favoritos: "...las relaciones han sido todas malas, las mías han sido como las de Verlaine y Rimbaud...". Inaugurando el lado "B" de lo que era la edición en vinilo, nos encontramos con "Meet Me In The Morning", un excelente blues con la inclusión de pedal steel guitar de Buddy Cage, quizás la única canción con guitarras eléctricas del álbum. Esta enmarcada en un típico paisaje norteamericano, sirve para expresar la añoranza de Dylan sobre un encuentro que nunca sucedió.

El compás galopante de "Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts" remite al típico ambiente del "Far West". La historia o el "western" presenta a un gran numero de personajes alguno de los cuales están representados como cartas de poker, que por otro lado es el juego que una de las protagonistas de la historia estaba disputando. Su complejo argumento parece incurrir en dos temas principales, uno es claramente un asalto y el otro en lo que sería un triangulo amoroso, con crimen pasional incluido. La introducción de armónica prepara el territorio para adentrarnos un escenario de "saloon" pero que en realidad es un cabaret. Jack Of Hearts es el personaje mas importante que ha llegado a una ciudad como líder de una banda de ladrones de bancos. Ademas de el hay un narrador que observa y nos cuenta los sucesos. Lily y Rosemary son las dos mujeres de la historia, el narrador se refiere a Lily en un momento como "princesa" o "pequeña reina" y a Rosemary como "reina sin corona" lo que nos hace pensar que son madre e hija. Luego Big Jim quien es la persona más rica de la ciudad y dueño de la única mina de diamantes y marido de Rosemary. Finalmente el "juez de la horca" quien no puede desempeñar de manera correcta su labor por culpa de una borrachera. El Jack Of Hearts es un personaje enigmático y de temer. Al final de cada estrofa se lo menciona, no hay indicio de sus pensamientos, solo se describen cada uno de sus actos. La historia comienza entonces con los secuaces de Jack Of Heart haciendo un butrón: "La fiesta terminó, los muchachos estaban preparando el golpe, el cabaret estaba tranquilo, excepto por el taladro de la pared...". Luego Jack entra al cabaret para el asombro de todos en la escena: "Atravesó el salón lleno de espejos ,"Bebida para todos", dijo. Entonces todos empezaron a hacer lo que estaban haciendo antes de volver la cabeza". A medida que van entrando en escena cada uno de los personajes, el narrador describe lo que es un triangulo amoroso entre Big Jim, Rosemary y Lily. Lily tenia una relación oculta con Big Jim, pero también sentía cierta atracción por el Jack Of Hearts: "Todo el mundo sabía que Lily tenía el anillo de Jim y que nada se interpondría entre Lily y el rey. No, nada lo haría, excepto quizá la J de corazones.". Big Jim es asesinado, pero hay verdaderamente una nebulosa acerca de quien realmente fue, si Rosemary o el mismo Jack Of Hearts. Las pistas que nos da la canción sobre Rosemary son: "Rosemary empezó a empinar el codo y a ver su imagen reflejada en el cuchillo. Estaba cansada de tanta devoción. Cansada de hacer el papel de mujer del gran Jim. Ella, que había hecho muchas cosas reprobables, que incluso intentó suicidarse una vez. Estaba pensando en hacer algo bueno antes de morir...". Pero luego otra pieza en el rompecabezas del crimen: "Nadie supo todos los detalles, pero dicen que sucedió con gran rapidez. La puerta del camerino se abrió de golpe, un frío revólver chasqueó y el gran Jim estaba allí...". Mientras tanto los camaradas de Jack ya daban por consumado su acto: "Dos puertas más allá los muchachos lograron al fin atravesar la pared y vaciaron la caja de seguridad. Dicen que escaparon con un buen botín...". La historia termina con un cuchillo en la espalda de Big Jim, la soga en el cuello de Rosemary y una Lily reflexiva pensando en sus compañeros, pero sobre todo pensando en el Jack Of Hearts: "Lily se había quitado toda la tintura de su pelo. Estaba pensando en su padre al que veía muy pocas veces. Pensando en Rosemary y pensando en la ley. Pero sobre todo estaba pensando en la J de corazones.". Con semejante historia, dos guionistas John Kaye y James Byron se inspiraron en la canción para una película, pero ninguno de los dos proyectos llegaron a buen puerto. Bob Dylan nunca brindo muchas explicaciones sobre la historia. Según Tim Riley, de la National Public Radio, "Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts" es una alegoría intrincadamente evasiva sobre el romanticismo que oculta motivos criminales, así como el camino que la empresa de un personaje desencadena con una serie de recriminaciones a gente que nunca ha conocido.

Después de ese impasse de ficción sobre ficción, Dylan vuelve a la realidad con "If You See Her, Say Hello". Melancólica y con una fuerte presencia de cuerdas. El y Peter Ostroushko tocan la mandolina, mientras que Chris Weber nos deleita con la string guitar. El tono tristón de Dylan intenta hablarle a alguien para que le comunique o le sugiera cosas a un amor anónimo perdido al parecer en Tánger. "Shelter From The Storm", aunque no de indicio, nos da la impresión de escuchar una historia mitológica. Es la historia de un hombre abrumado y desgastado por el tiempo y su entorno, casi sin esperanzas. Dice: "Fue en otro tiempo, un tiempo de fatigas y sangre cuando la negrura era virtud y la carretera estaba llena de barro... Yo estaba quemado de cansancio, enterrado en el granizo, envenenado en los espinos y expulsado del sendero, cazado como un cocodrilo, arruinado en la mies...". Hasta que aparece ella como una visión casi divina para darle ese preciado cobijo: "Ella estaba allí con pulseras de plata en las muñecas y flores en el pelo, se me acercó con gracia y tomó mi corona de espinas. Entra, dijo ella, te daré cobijo frente a la tormenta". Pero no todo es color de rosas, una pared de pronto se cierne sobre ellos. Ahora el esta viviendo en otro país pensando para si mismo: "algún día la haré mía, si consigo dar marcha atrás al reloj hasta cuando Dios y ella nacieron.". En su final y de manera casi apocalíptica "Buckets Of Rain" cierra "Blood On The Tracks". Un conjunto de palabras de tristeza, de cubos de lluvia y de lagrimas, parecen ser la despedida final de Bob Dylan, que sin embargo deja entrever que pese a todo hay una luz de esperanza al final del camino.

Aquellas primeras tomas registradas en Nueva York en 1974 que Bob Dylan descartó y posteriormente reemplazo y que fueron tan alabadas por sus fans, podemos apreciarlas en "The Bootleg Series Volumes 1-3" de 1991 la primer entrega de esos materiales de archivo tan importantes de Columbia. "Blood On The Tracks" es uno de los álbumes mas vendidos de Dylan, certificándose como doble platino. Alcanzó el primer puesto en la lista estadounidense Billboard 200 y el cuatro en la lista de discos más vendidos del Reino Unido.Ya sea por la crisis emocional, la ira, el dolor, el desprecio y todo lo sufrido por su separación o quizás el personaje que logra crear a lo largo del álbum, Dylan con otra obra maestra, el "Blood On The Tracks", nos deja en claro la intención en cada canción, y de alguna manera, lo que bien expresa su titulo. Dejar la sangre en las pistas...



Lista de Temas:

1. Tangled Up In Blue
2. Simple Twist Of Fate
3. You're A Big Girl Now
4. Idiot Wind
5. You're Gonna Make Me Lonesome When You Go
6. Meet Me In The Morning
7. Lily, Rosemary And The Jack Of Hearts
8. If You See Her, Say Hello
9. Shelter From The Storm
10. Buckets Of Rain


Download | Descargar









Más de Bob Dylan:

1965 - Highway 61 Revisited
1966 - Blonde On Blonde
1970 - Self Portrait
1975 - Blood On The Tracks
1981 - Shot of Love

1 comentario:

Marcos Peralta dijo...

Hola. Me descargue el Disco, hace mucho que estaba esperando escuchando algo nuevo ("Nuevo") de Bob Dylan, tengo una seria adicción a caminar por donde sea y escuchar Highway 61 Revisted. Ese disco como este, tienen las melodías y el potencial de llevarte cerca de la poesía y la música con historias que siempre evocan vidas de personajes y anécdotas que tienen ese espíritu del Blues en el que uno parece ser el que sale de una tumba para caminar entre delincuentes, malandras, poetas y gente de la calle que el destino confina a casas cerradas y prisiones de concreto. La melancolía y la profundidad así como la voz tan delicada de Dylan para contar esta clase de cosas hace posible cualquier quimera o fantasía dentro de esta confinada vida en la que la gente solo se limita a decir que las cosas por pasado fueron mejor, que el futuro trae algo de fe y el presente solo parece ser vivir entre esas dos cosas. Creo que nadie mejor que Dylan para darle a la palabra el poder de mover la conciencia y el espíritu de una época en crisis. Gracias por compartir. Te invito a leer mi Blogg en el que hago poesía en TUMBLR: Qazpa Quizas. Un abrazo, aguante esa garra con el Blogg para poner sobre la Web, no solo el disco, sino también tu compromiso para hacer que al escucharlo, uno sienta el poder de cada canción.