jueves, 19 de noviembre de 2015

David Gilmour - Rattle That Lock [Deluxe Edition] (2015)


A sus 69 años de edad el legendario guitarrista, cantante y compositor de Pink Floyd, David Gilmour, publica su cuarto álbum solista de estudio "Rattle That Lock". La gira de presentación del mismo, "Rattle That Lock Tour (2015–2016)" lo traerá por primera vez a la Argentina,
el 18 de diciembre de este año.

Casi diez años pasaron de su anterior álbum como solista, el aceptable "On an Island" (2006). En medio, un trabajo con la agrupación de música electrónica enfocada al "ambient house", The Orb : "Metallic Spheres" (2010). Salido en septiembre de 2015 "Rattle That Lock" ha cosechado criticas tanto favorables como no, dentro de los fans. Lo cierto es que es un disco un tanto alejado a lo que es su material como solista, iniciado a finales de los años 70´s con "David Gilmour" (1978), e incluso a los de Floyd. Pese a la relevancia dentro de la escena musical que tiene el guitarrista, el disco puede que tenga algún que otro altibajo. No terminan de cerrar la cohesión entre algunos pasajes entre su inmortal prog rock de clara raíz blusera, y su nuevo enamoramiento con en el jazz clásico. Si no fuera por esto, podríamos decir que en gran parte de las composiciones falta ese "factor sorpresa". En lineas generales es una placa con un concepto de tinte oscuro, por su estado general de melancolía, como así también por la temática de sus letras y el artbook del disco. Bien puede tratarse de un tema más que recurrente dentro de el prog rock, el paso del tiempo, la nostalgia hacia los tiempos de la juventud, reflexionando desde la edad madura.

Su pasado (terminado?) Floydeano se hace valer ya desde la introducción del álbum con "5 A.M." Canción instrumental que parece extraída del mismísimo "The Division Bell". Esta esencia intimista del comienzo fluye al mas puro estilo Pink Floyd hasta parir la canción que titula al álbum "Rattle That Lock". Un rock básicamente bailable con coros femeninos, de estilo rítmico que recuerda a el clásico "Money". Nada del otro mundo, pero la candidez  y certeza de sus solos le dan cierta identidad interesante, por supuesto. Cuenta con la participación de The Liberty Choir y las cantantes Mica Paris y Louise Marshall. El áurea melancólica prosigue, en "Faces of Stone", sobre todo en la introducción, para pasar a una base acústica bien lograda. Una canción cambiante con orquestaciones por momentos y otra vez están allí sus sutiles solos.

El momento de su infaltable y clásica steel guitar no podía faltar: "A Boat Lies Waiting". Pasajes de suaves pianos contienen el clímax de un bote navegando, con interesantes voces superpuestas. El clásico blues de David se manifiesta en "Dancing in Front of Me", donde intenta un cambio de estructuras, incluyendo una temática jazzera en un tramo. Algo que se respirará mas adelante en el álbum. Otra composición para no menospreciar es "In Any Tongue", intensa sin perder la tonalidad oscura predominante del álbum. Lo que había comenzado como un coqueteo con el jazz en "Dancing in front of me" en "The Girl in the Yellow Dress" acabaría como romance. Quizás uno de los mejores momentos del disco sea la gigante "Today" (el otro corte de difusión que salió junto al homónimo). Aquí si que nos quitamos el sombrero, a pesar de parecer otro flash back a los tiempos de "The Division Bell".

Fue coproducido con Phil Manzanera (Roxy Music), quien también aporta guitarras y teclados. Polly Samson (esposa de Gilmour), quien se destaca también como letrista, se encarga de la mayoría de las letras y adiciona piano y voces. Ya había contribuido con algunas de sus lineas para el ultimo disco de Pink Floyd "Endless River" de 2014. Otros invitados de renombre son los legendarios David Crosby y Graham Nash quienes aportan coros en "A Boat Lies Waiting"  y el buen amigo de David, Robert Wyatt (Soft Machine) quien ejecuta la corneta en "The Girl In The Yellow Dress". El arte de tapa a manos Dave Stansbie para The Creative Corporation. Aunque tenga un claro tono gris como la atmósfera melancólica de gran parte de las canciones, la portada nos deja un sabor esperanzador. La idea de una bandada de pájaros, en su mayoría negros, que salen en libertad desde su jaula, da la impresión que el guitarrista quiere soltar el pasado, sin mirarlo con resentimientos .

Un dato significativo es que las primeras notas de la canción "Rattle That Lock" fueron compuestas por Michaël Boumendil. Estas son las que preceden los anuncios de las estaciones de tren francesas que Gilmour grabó con su iPhone en la estación de Aix-en-Provence. Esta edición deluxe contiene cuatro tracks adicionales. Tres versiones diferentes de la canción "Rattle That Lock", entre ellas una versión con una mezcla techno para la juventud, y la versión orquestada de "The Girl in the Yellow Dress"


Lista de Temas:

1. 5 A.M.
2. Rattle That Lock
3. Faces of Stone
4. A Boat Lies Waiting
5. Dancing Right in Front of Me
6. In Any Tongue
7. Beauty
8. The Girl in the Yellow Dress
9. Today
10. And Then...

Bonus Deluxe Edition:

11. Rattle That Lock (Extended Mix)
12. The Girl in The Yellow Dress (Orchestral Version)
13. Rattle That Lock (Youth Mix - 12" Extended Radio Dub)
14. Rattle That Lock (Radio Edit)


Download | Descargar






1 comentario:

Edu Max C. dijo...

Hola Álvaro.
Es la primera vez que compro un "producto floydiano" y no me lo quedo para mí.Se lo compré a mi hija por su cumpleaños, la caja edición de lujo con dvd y todos sus "chiches" (póstes, postal, una púa, libro, otro libro con "Paradise lost" de Milton...)
Muy muy bueno todo, los documentales y vídeos incluídos...Pero coincido contigo en general en la crítica del disco, y también estoy con vos en cuales son los momentos más destacados del álbum.El resto...vuela un poco bajo, y el intento de empaparse de jazz no termina de convencer por agradable que suene.Pero claro, al rato me arrepentí de no haberle regalado a mi hija un cd de Ed Sheeran y haberme quedado la caja de Gilmour para mí ;).Aún no me decido a poner una entrada en mi blog sobre éste "Rattle that lock", a lo mejor si mi hija me lo deja para escucharlo una docena de veces más y formarme una opinión sólida...jajaja
Un saludo de un ya viejo seguidor (no un seguidor viejo) de tu blog.