viernes, 10 de julio de 2015

Black Sabbath - Sabbath, Bloody Sabbath (1973)


Con cuatro  discos en su haber (en solo 3 años), Black Sabbath con su clásica formación (Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Geezer Butler, Bill Ward), comienza a encaminar su heavy metal fatalista, gótico, distinto, hacia algunos arreglos de cuerdas, a trabajos de teclados emparentados, como no, a la música progresiva y sinfónica y a la psicodelia. Un trabajo excluyente para su ya de por si sorprendido publico.

Este sonido ya se venia gestando desde su anterior placa "Black Sabbath Vol 4." (1972) y desde aquel año también, atravesaban una crisis compositiva a raíz del abuso de drogas y sustancias del tipo psicotrópicas. Tal era el punto de escasez de ideas que hasta el guitarrista Iommi era incapaz de contribuir con aunque sea alguno de sus inmortales "riffs"y sus dedos se paralizaban al intentar sus punteos. Una de las soluciones que propuso el entorno de Sabbath era excluirse en el castillo Clearwell en Gales, para lograr una pronta desintoxicación y la tan ansiada iluminación. Fue allí entonces, donde se desarrollaron las sesiones de "Sabbath, Bloody Sabbath". Disco con muchos relieves de por si, con la  dureza y la energía de bases y guitarras potentes que los caracterizan, dulces pasajes instrumentales ("Fluff") o momentos esquizoides ayudados por la buena inclusión de sintetizadores y diferentes máquinas y teclados. Para esto ultimo la banda se dio el lujo de incluir al gran (nuevo amigo de Sabbath por entonces) Rick Wakeman de Yes, quien se prestaría como un verdadero guía hacia el camino de una musicalización mas compleja, llegando hasta a participar en una canción.

Así y todo, y a pesar de la "falta de inspiración", en un principio, el álbum marcó ya desde el homónimo inicial, una gran influencia para las bandas heavy metal de los años venideros tanto en los 80´s como en los 90´s. Un "groove metalico" en su enérgico desarrollo predomina en esta canción, una grandeza de la banda. El glorioso riff de Iommi se presenta como un verdadero océano eléctrico para que Ward y Geezer naveguen. Y por supuesto ahí esta Ozzy. Este gran vocalista de natural histrionismo e inigualable interpretación, el se abre paso con fuerza y elegancia. El riff de guitarra sigue por un momento para abocarse a una melodía con un fondo acústico muy hermoso y estilizado. En un momento la canción se vuelca a un ambiente bien heavy con toques progresivos.

Gran parte del álbum se esmera por recobrar el formato "hitero" en las canciones, despojándose de los sonidos lúgubres o extensas composiciones, etc. Buen ejemplo es "A National Acrobat", con otro excluyente riff de Iommi sobre todo en el incandescente final. Luego la singular "Fluff" una tajada instrumental de Iommi de bellos arreglos. El guitarrista aporta su buen gusto en ejecutar piano y hasta un clavicordio. Algunos pensaran que esta demás en el disco, y sobre todo habiendo otros instrumentales muy por encima de este, como por ejemplo "Changes" de su anterior álbum.

La "merlinezca" (así suena) "Sabbra Cadabra" es una genialidad y una bestialidad de este cofre lleno de sorpresas. Con su comienzo del todo arrasante, con una especie de  riff "heavy-blusero", (con un Ward espectacular), para darle paso a Wakeman con su mini moog y laportando también algunas cadencias bluseras en el piano. La presencia de Rick aporta una tensión dramática y misteriosa nunca vista en un disco de Sabbath hasta entonces. En "Killing Yourself To Live", Ozzy desata una fuerte critica, justamente hacia los críticos de la banda que se "matan cada día por vivir" pero obviamente a costa de ellos mismos. Una de las canciones mas duras del álbum, de fuerte base rítmica en la que Ozzy se preocupa por intervenir con el manejo de sintetizadores.

 La excéntrica "Who are you?" asoma como la composición exclusiva de Osbourne, arreglada inteligentemente por el resto de la banda. La base rítmica se sostiene por los synths de el propio Ozzy y de Iommi, a lo que le sigue un bello pasaje de un mellotron en manos de Gezeer Butler. La canción mas rara del álbum, que permite entrever el espíritu y la inquietud hacia las "maquinitas" del cantante, por aquel entonces. "La compuse una noche en el Bulrush Cottage mientras estaba cargando y jugueteando con una maquina de cinta Revox y mi ARP 2600" comentaría el vocalista. Como single llegó a ser numero 1 en Reino Unido.

Otra que no pierde la intención de sonar "redonda" es la acertada  "Looking For Today". Positiva por donde la miremos, concepto algo alejado a la impronta de la banda hasta entonces. Otra vez Iommi toma la posta, con un pegadizo riff y la inclusión de flautas en un segmento entre las palmas de todos los integrantes de la banda. Cierra el trabajo la ambiciosa "Spiral Arquitecht", otra genialidad. La sofisticación reaparece, desde la dulce intro de guitarras acústicas hasta los adornos de cuerdas a cargo de "The Phantom Fiddlers".

Quizás estemos ante el primer trabajo de el llamado "metal progresivo". Una joya de Black Sabbath , adelantado a su tiempo, o bien punto de partida de este subgénero.


Lista de Temas:

1. Sabbath Bloody Sabbath
2. A National Acrobat
3. Fluff
4. Sabbra Cadabra
5. Killing Yourself To Live
6. Who Are You?
7. Looking For Today
8. Spiral Architect


Download | Descargar




1 comentario:

Ganesha dijo...

gracias por el detalle de esta obra.

salu2 comenta2