miércoles, 14 de enero de 2009

Steve con la pedal steel y Jon con la rìtmica


Sabemos que el cantante y el guitarra principal de Yes son dos excelentes mùsicos tanto a la hora de componer y trabajar en estudio, como tambièn en los shows fuera de serie que brindaban cuando estaban juntos.

Steve Howe es un gran guitarrista, de esos que muestran su peculiar sonido, que es fàcilmente reconocible para nuestros oìdos. Desde su uniòn a Yes aportó su virtuosismo y un sonido cercano al jazz, al clásico, al barrocco, al renacimiento, al country y al R&B mezclados con psicodèlia. No debemos olvidar sus formidables composiciones acústicas como el inolvidable principio de "And you and I" y las instrumentales "The Clap" y "Mood for a day". Siempre se desveló por implementar todo tipo de instrumentos de cuerda, como en el caso de su debut como solista "Beginnings" (próximamente lo tendremos por acá) del año 1975 donde utiliza instrumentos como la mandolina o la pedal steel.

La voz de Jon Anderson (uno de los miembros fundadores de Yes, junto al gran Chris Squire) se caracteriza no solo por ser cristalina y angelical, sino también por ser un intrumento más para la agrupación (dicho sea de paso rezemos por su pronta recuperación).
Como guitarrista acompaña con guitarras rítmicas, acústicas y también ejecuta el arpa.

Estos videos constituyen el lado "A" de Relayer (1974). Aquella épica suite "The Gates of Delirium" ("Las Puertas del Delirio") que describe la llegada de dos guerreros a un pueblo oprimido para liberarlo, con batalla incluida.
El concierto data del año 1975 en Q.P.R. (Queens Park Rangers Stadium ) junto al gran tecladista suizo Patrick Moraz. Epoca donde sus recitales se caracterizaban por ser realmente explosivos y con una puesta de escena fuera de lo común.

Aquí encontramos a un Howe luciendo todo su talento utilizando una Telecaster primero y luego haciendo maravillas con la pedal steel guitar. Y vemos a un Anderson cantando como si estubiera enojado (increible para alguien de su personalidad) y realmente sorprende su acompañamiento en guitarra rítmica, bancándose a los demás monstruos. Luego en el movimiento "Soon" se calma un poco y se calza la acústica.


Entonces tenemos a "The Gates of Delirium" donde vamos a ver a un YES en un momento bárbaro. Es bueno mencionar la equalizaciòn en este tema, donde podemos ver partes donde los teclados de Moraz quizàs tapan un poco a Howe. Lamentablemente como dura mas de 20 minutos lo ofrecemos en tres partes, pero si pueden conseguir el DVD de ese show es altamente recomendable y más apreciable...
Les recomendamos escucharlo al máximo del volumen:





1 comentario:

ganesha dijo...

buenisimo , de cuando la MUSICA, LA CRETIVIDAD Y EL VIRTUSISMO IBAN DE LA MANO

SALU2 Y MUSICA